Público
Público

La deuda de las familias baja en diciembre y cierra 2016 con un descenso del 1,7%

Caen los préstamos para vivienda respecto a 2015, pero suben los créditos al consumo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una mujer paga después de hacer la compra en un puesto de frutas y verduras en un mercado en Málaga. REUTERS/Jon Nazca

La deuda de las familias bajó en diciembre, tras el leve repunte de noviembre, y cierra 2016 con un descenso del 1,7% en tasa interanual, hasta los 713.005 millones de euros, según datos del Banco de España. Con respecto al mes anterior, se redujo en algo más de 7.600 millones, con una caída del 1%.

El endeudamiento de los hogares continuó en 2016 en niveles previos al inicio de la crisis económica, que ha llevado a las familias a ir reduciendo paulatinamente los préstamos contraídos, gracias también a la caída de los tipos de interés y al abaratamiento de los créditos. En concreto, se mantiene en su nivel más bajo desde mayo de 2006 (700.885 millones de euros). En 2015 bajó aún más, con un descenso del 3,1%, que fue aún más pronunciado en 2014, con una caída superior al 4%.

La caída de la deuda de las familias en diciembre se debe principalmente al descenso de los créditos destinado a vivienda, que cayeron un 0,36% respecto al mes anterior y un 3% frente a diciembre de 2015, hasta los 544.527 millones de euros. En la misma línea, los créditos al consumo, que se situaron en 168.479 millones de euros, cayeron un 3,4% respecto a noviembre, pero repuntaron un 3% frente a diciembre del año anterior.

A pesar del descenso de la inversión de los hogares en vivienda durante los últimos años, el importe que las familias destinan a su hogar sigue ocupando la mayor parte de su endeudamiento, ya que supone entorno al 76,3% del mismo.

Por su parte, los créditos fuera de balance y otros préstamos sumaron 8.717 millones de euros en el último mes del año, un 1,3% menos respecto a noviembre y un 11,7% inferior a lo registrado un año antes.

Sube la deuda de las empresas en diciembre

En sentido contrario a las familas, las empresas incrementaron su deuda en diciembre por segundo mes consecutivo, si bien respecto a 2015 también reducen su endeudamiento. En concreto, la deuda de las empresas cerró 2016 en 915.743 millones de euros, lo que supone un ligero aumento del 0,16% frente a noviembre, pero un descenso del 1% respecto a 2015.

El aumento de la deuda empresarial en diciembre se explica, fundamentalmente, por el alza de los valores distintos de acciones y, en menor medida, por el aumento de préstamos del exterior, frente al descenso de los préstamos de entidades de crédito residentes.

Los primeros repuntaron en diciembre un 2,1% y en tasa interanual, un 4,4%, hasta los 88.655 millones de euros; mientras que los préstamos del exterior crecieron un ligero 0,1% respecto al mes anterior y subieron un 4% en el último año, hasta alcanzar los 295.803 millones.

Por su parte, los préstamos de entidades de crédito residentes experimentaron un descenso del 0,11% respecto al mes de noviembre, hasta situarse en 531.285 millones de euros. En tasa interanual cayeron un 4,4% frente al cierre del año anterior.

Según la Asociación Española de Banca (AEB), sigue reflejándose la mejora en el acceso a la financiación de familias y empresas en España, lo que anticipa un crecimiento positivo en el ritmo anual en los próximos meses, ante la combinación de unos niveles de deuda ya no tan lejanos a la media europea y tras un fuerte proceso de desapalancamiento reciente, como también por las favorables perspectivas económicas.