Público
Público

La deuda pública del Estado en manos de extranjeros desciende levemente en 2016

El volumen de endeudamiento de todas las administraciones cerró 2016 en el 99,26% del PIB, por debajo del objetivo, según los datos del Ministerio de Economía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
La secretaria general del Tesoro, Emma Navarro. EFE

La secretaria general del Tesoro, Emma Navarro. EFE

El 51,6% de la deuda pública del Estado en circulación estaba en manos de inversores extranjeros al cierre de 2016, casi dos puntos por debajo del porcentaje del 53,4% que representaba en 2015, según datos aportados por el Tesoro Público.

Con los datos actualizados a enero de este año, los extranjeros poseen el 50,8% de la deuda pública del Estado en circulación, con un total de 417.159 millones de euros de los 821.464 millones de euros del total de deuda en circulación en el mes de enero, según el Tesoro Público, que prevé que la contracción presupuestaria y el crecimiento económico contribuyan a que la reducción de la deuda respecto al PIB se acelere.

Fuentes del organismo dependiente del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad explicaron que 2012 hubo un "momento crítico" en España y otros países, tocados por la incertidumbre sobre la sostenibilidad del euro y del proyecto europeo, y se produjo una importante salida de inversores no residentes, lo que redujo su peso al 36,5% del total en el caso español. Tras ese año, la deuda en manos de no residentes ha ido aumentando en los años sucesivos, al 43,8% en 2013, al 49,6% en 2014, al 53,4% en 2015 y al 51,6% con el que cerró el año pasado.

Además de los inversores extranjeros, del total de 821.464 millones de euros de deuda en circulación en enero, el 49,2% se encuentra en manos de instituciones, entidades o ciudadanos españoles, correspondiendo en un 17,5% al Banco de España (143.628 millones) y en un 15,7% a las entidades de crédito residentes (129.341 millones).

Las mismas fuentes del Tesoro señalaron que el programa de compras del Eurosistema, iniciado en marzo de 2015, ha contribuido a aumentar "sustancialmente" la cuota de la deuda del Estado en manos del Banco de España, desde el 9,03% del total que presentaba a finales de 2014.

El Ministerio de Economía, además, estima que la deuda del conjunto de las administraciones públicas concluyó el año 2016 en el 99,26% del PIB, con lo que acabó por debajo del objetivo previsto por el Gobierno para el conjunto del ejercicio pasado, situado en el 99,4% del PIB, según informaron este lunes fuentes del Tesoro.

Esta es la actualización realizada por el organismo dependiente del Ministerio de Economía tras los datos de Contabilidad Nacional publicados la semana pasada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que mostraban que, a precios corrientes, el PIB alcanzó 1.113.851 millones de euros en 2016, lo que supuso un aumento del 3,6% en términos nominales.

Ese 99,26% del PIB supone el segundo año consecutivo de bajada respecto al 99,8% del ejercicio 2015 y el 100,4% de 2014, según datos del Banco de España. A pesar de que en 2016 la deuda pública bajó por segundo año consecutivo y cerró por debajo del objetivo, sigue moviéndose todavía en máximos históricos.

El 88,9% de la deuda se correspondió a la Administración Central (Estado, el 85,4%, y los organismos de la administración central, el 3,5%); la de las comunidades autónomas representó el 24,8% del total; la de las corporaciones locales, un 2,9%; y la de la Seguridad Social, un 1,5%.

El Tesoro prevé que la contracción presupuestaria y el crecimiento aceleren la reducción de la deuda respecto al PIB

Fuentes del Tesoro Público subrayaron que el ratio de deuda respecto al PIB ha dejado de crecer de una forma "muy significativa", y está empezando a reducirse, si bien todavía de forma "gradual". No obstante, esperan que el crecimiento de la economía española, que el departamento de Luis de Guindos prevé que alcance el objetivo del 2,5% a cierre del ejercicio, unido a la corrección presupuestaria, sean factores que contribuyan a que esa disminución de la deuda se vaya acelerando.

Además, han puesto en valor que tras la crisis y el inicio de la recuperación, el coste de las emisiones se ha ido reduciendo significativamente desde el año 2011, cuando se llegó a alcanzar un 4%, mientras que ahora se sitúa en torno al 0,6%, y la vida media de la cartera de deuda se aproxima a los siete años.