Publicado: 19.10.2015 16:03 |Actualizado: 19.10.2015 16:03

Deutsche Bank aborda una amplia reestructuración y reduce su cúpula

El nuevo máximo ejecutivo del primer banco alemán, John Cryan, está sometido a una gran presión para sanear el balance de la entidad, cuyas cuentas han entrado en números rojos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Dos peatones pasan cerca de un logo de Deutsche Bank, junto a la sede del banco en Fráncfort. REUTERS/Ralph Orlowski

Dos peatones pasan cerca de un logo de Deutsche Bank, junto a la sede del banco en Fráncfort. REUTERS/Ralph Orlowski

FRÁNCFORT.- Deutsche Bank, el mayor banco alemán, realizará una completa reestructuración de sus departamentos y también una reducción de sus cargos directivos, anunciaron fuentes del primer banco de Alemania tras una reunión extraordinaria de su consejo de supervisión.

De acuerdo con esas informaciones, habrá cambios radicales en sus estructuras con el objetivo de simplificar su actual "complejidad directiva", hacerla más acorde a las "necesidades del cliente" y también a las exigencias de los órganos supervisores.



Dentro de esta amplia reestructuración del grupo financiero puesta en marcha por el nuevo consejero delegado del banco, John Cryan, en el cargo desde el pasado julio. Así, la entidad va a dividir en dos filiales separadas su negocio de banca de inversión. Así, las actividades de su filial de Banca Corporativa y Valores (Corporate Banking & Securities en inglés) formarían una nueva división denominada Mercados Globales (Global Markets). El negocio de financiación corporativa de banca de inversión formará junto con su unidad de Banca de Transacciones Globales (Global Transaction Banking) una nueva división denominada Banca Corporativa y de Inversión (Corporate & Investment Banking).

Otra de las medidas es la reestructuración de su consejo ejecutivo, así como de la mayoría de las 16 comisiones que actualmente están integradas en la presidencia.

El consejero delegado de Deutsche Bank, John Cryan. REUTERS/Christian Hartmann

El consejero delegado de Deutsche Bank, John Cryan. REUTERS/Christian Hartmann

Con la entrada de Cryan se han acelerado los planes de desinversiones y reducción del balance del grupo, al tiempo que se introdujo una reestructuración en la gestión del grupo. El nuevo máximo ejecutivo de la entidad alemana está sometido a una gran presión para sanear el balance del banco, que este mes anunció unas pérdidas récord antes de impuestos de 6.000 millones de euros en el tercer trimestre y advirtió sobre un posible recorte en el dividendo.

El presidente del consejo de supervisión, Paul Achleitner, reconoció este fin de semana, en un acto realizado en Múnich, la necesidad de cambiar conductas empresariales tras los intentos de manipulación de las tasas de interés de referencia. La Comisión Europea impuso en diciembre de 2013 una multa de 1.712,5 millones de euros a seis grandes bancos por haber participado en carteles que manipulaban los tipos de interés interbancarios Libor y Euribor para los derivados financieros, la sanción más elevada jamás impuesta por Bruselas.

Deutsche Bank pagó, además, una multa de 2.500 millones de dólares en EEUU debido a que más de una veintena de sus empleados estuvieron inmersos en "un esfuerzo generalizado" para manipular tasas de interés de referencia desde el año 2005 hasta el 2009.