Público
Público

Dia gana un 37% menos por China y reduce un 3,8% sus ventas en España

El magnate ruso Mikhail Fridman pide tener dos puestos en el consejo de administración tras elevar su participación en el grupo de supermercados al 25%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Carritos en una tienda de la cadena Dia. REUTERS

Tras un 2017 marcado por la fuerte competencia de Mercadona y Lidl en España, la cadena de supermercados Dia incumplió sus objetivos de resultados y bajó su propuesta de dividendo.

El Grupo Dia logró un beneficio neto atribuido de 109,6 millones, un 37% menos que en 2016, impactado por los resultados negativos de las operaciones discontinuadas de China en 2017, según ha informado este jueves la compañía. Es el tercer año consecutivo en el que las ganancias se reducen, después de que el beneficio cayera un 42% en 2016, hasta 174 millones de euros, y un 9,1% en 2015, hasta 299 millones de euros.

A este respecto, el consejero delegado de Dia, Ricardo Currás, señaló que el grupo está en negociación avanzada para salir de su negocio en China.

El beneficio neto ajustado de Dia alcanzó los 268,5 millones de euros en 2017, un 19,2% menos que el obtenido en 2016 (, una caída más pronunciada que la previsión de una bajada del entorno de un dígito simple que anunció en octubre), mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) ajustado se situó en 568,6 millones de euros, un 9,4% inferior y las ventas netas alcanzaron los 8.620,6 millones de euros, un 0,6% menos.

Las ventas brutas bajo enseña de Dia ascendieron a 10.334 millones de euros el año pasado, lo que supone un aumento del 1,5% respecto a 2016 en moneda local. Y las ventas netas cayeron un 0,5 por ciento a 8.620 millones de euros, frente a una previsión de la empresa de unas ventas planas. "Nuestra decisión de mantener el liderazgo en precios en España ha impactado en nuestros márgenes, que no han podido ser compensados por los esfuerzos en ahorro de costes y beneficios provenientes de nuestras alianzas comerciales", dijo el consejero delegado de la empresa en un comunicado.

DIA cerró 2017 en España, su principal mercado, con unas ventas  de 5.737 millones de euros, un 3,9% menos, y un descenso del margen ebitda ajustado de 109 puntos básicos hasta el 7,7%, que incluye una caída de 406 puntos básicos en el último trimestre del año hasta el 6,2%.

Las cuentas de 2017 han llevado al grupo a rebajar su propuesta de dividendo para 2018 a 0,18 euros por acción, frente a los 0,21 euros que repartió el ejercicio pasado.

DIA dijo que confía en que el plan de remodelación de tiendas que ejecutará en 2018, que abarcará el 50% de sus ventas en España, un mayor ritmo de apertura en los mercados emergentes de Argentina y Brasil y la aceleración de proyectos de comercio electrónico le ayudarán a aumentar la generación de caja de operaciones este ejercicio.

El grupo, que prevé un crecimiento de doble dígito de la caja de operaciones, no obstante matizó en una conferencia de prensa con analistas que dados los resultados en 2017 es más difícil cumplir el objetivo de generación acumulada de caja de operaciones en el periodo 2016-2018 de 750 millones de euros.

"Lo que hemos logrado en dos años es un 60,6 por ciento de ese objetivo (...) definitivamente es más duro hacer el 40 por ciento restante en un año, especialmente tras la reducción del ebitda ajustado para el año, pero veremos el resultado a finales de 2018", dijo el director financiero, Amando Sánchez.

Letterone quiere dos puestos en el consejo

Dia dijo además que el fondo Letterone del magnate ruso Mikhail Fridman, que recientemente elevó su participación en la sociedad al 25%, ha solicitado la entrada de dos representantes en el consejo de Dia.

Letterone ha propuesto nombrar a Stephan DuCharme, ex consejero delegado de X5 Retail Group, uno de los principales grupos de distribución rusos controlado por Fridman, y Karl-Heinz Holland, ex responsable del grupo alemán Lidl.

La junta de accionistas estudiará elevar el número de consejeros a 12 desde de los 10 actuales.