Público
Público

Resultados DIA logra con creces su objetivo de reducción de deuda en 2016

La cadena de supermercados gana 174 millones en 2016, un 42% menos por ausencia de extraordinarios, y eleva ventas en España un 0,9%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un supermercado de DIA. EFE

La cadena de distribución DIA dijo el jueves que acabó 2016 con una deuda neta de 878,3 millones de euros, cumpliendo con creces su previsión para el cierre del ejercicio de entre 950 y 1.000 millones de euros, un dato que estaba en el punto de mira del mercado. DIA logró el descenso del endeudamiento gracias a un fuerte dato de generación de caja (207 millones) y 38,5 millones de venta de activos, entre otros elementos.

El grupo, que llegó a dejarse más de un 20% de su capitalización en las semanas posteriores a publicar resultados en octubre porque los inversores dudaban de su capacidad de cumplir el desapalancamiento comprometido, aún no ha recuperado los 5,475 euros por acción que tocó el 24 de octubre.

DIA cerró 2016 con un resultado bruto de explotación (ebitda) de 625 millones de euros en términos ajustados, un 2,4 por ciento más que en 2015, mejorando las previsiones del mercado. En la parte baja de la tabla, el beneficio atribuido bajó un 42% a 174 millones de euros, por una fiscalidad menos favorable tras digerir la compra de El Árbol.

Las ventas netas del grupo descendieron un 0,6% en 2016 a 8.868 millones de euros, perjudicadas por el cierre de algunos supermercados deficitarios que adquirió a El Árbol y la depreciación de divisas en sus mercados emergentes de Argentina y Brasil. En España, las ventas brutas bajo su fueron de 5.967 millones de euros, un 0,9% más.

El consejero delegado del grupo DIA, Amando Sánchez (d), y el director corporativo, Ricardo Currás. E.P.

DIA dijo que durante 2017 se continuará centrando en la remodelación de tiendas en España, su principal mercado, y en el cierre de algunas tiendas adquiridas a El Árbol que no cumplen los criterios de rentabilidad u otras que canibalizan su propio negocio como consecuencia de las ultimas adquisiciones.

"La rentabilidad, la futura rentabilidad y la canibalización son los principales criterios para tomar la decisión de cerrar algunas tiendas en España. Empezamos a hacerlo en 2016 y seguiremos en el primer trimestre de 2017", dijo el consejero delegado de DIA, Ricardo Currás, en una conferencia con analistas. No obstante, Currás precisó posteriormente que prevé aumentar el espacio comercial en España en 2017 mediante la apertura de nuevas tiendas a lo largo del año que compensen los cierres.

El grupo de supermercados no descarta adquisiciones a medio plazo

DIA también está considerando vender algunos activos inmobiliarios, aunque el portafolio es "relativamente limitado".

El grupo no descarta adquisiciones a medio plazo, ya que considera que el mercado español sigue estando bastante atomizado, pero también considera acuerdos de colaboración, que podrían estar relacionados con su actividad o para impulsar su negocio digital, entre otros.

Para el año en curso, la cadena de supermercados prevé hacer crecer las ventas bajo enseña en torno al 5%  (un sólo dígito medio) en moneda local y espera estabilidad en su Ebitda ajustado y en sus márgenes, con el capex o inversiones a la baja.

DIA reiteró sus previsiones para el periodo 2016-2018 de un crecimiento compuesto de ventas orgánicas del 7 por ciento y una generación acumulada de caja de operaciones de 750 millones. "Los objetivos que nos fijamos hasta 2018 sigue vigentes y aunque cumplirlos supone mejorar significativamente en 2017 y 21018, estamos cómodos con ese objetivo", dijo en rueda de prensa el director financiero, Amando Sánchez.

En la próxima junta de accionistas, DIA propondrá un dividendo de 0,21 euros por acción, lo que supone un payout del 49,8 por ciento del beneficio ajustado.