Publicado: 26.11.2015 09:18 |Actualizado: 26.11.2015 15:10

El PIB ralentiza su crecimiento a pocas semanas de las elecciones

La economía crece un 0,8% en el tercer trimestre, dos décimas menos que en el anterior

Publicidad
Media: 3
Votos: 1
Comentarios:
La céntrica calle madrileña de Preciados, donde se concentran gran número de comercios, decorada de cara a la temporada de compras navideñas. REUTERS/Andrea Comas

La céntrica calle madrileña de Preciados, donde se concentran gran número de comercios, decorada de cara a la temporada de compras navideñas. REUTERS/Andrea Comas

MADRID.- La economía española ralentizó levemente su crecimiento a un 0,8% entre julio y septiembre respecto al trimestre anterior, a pocas semanas de unas elecciones generales en las que la desigual recuperación de una profunda crisis influye en los votantes. Entre abril y junio, el PIB creció un 1%, su mayor ritmo desde 2007, y el crecimiento en el tercer trimestre supone una racha de nueve lecturas consecutivas de alzas, aunque dos décimas menos que el trimestre anterior.

En términos interanuales, el PIB creció un 3,4 por ciento, también confirmando datos provisionales del INE y alcanzando la tasa más alta en casi ocho años, mientras que se revisó al alza en una décima el crecimiento interanual del segundo trimestre del año al 3,2 por ciento.



El gasto de los hogares repuntó en el tercer trimestre respecto al segundo, mostraron el jueves datos definitivos del del Instituto Nacional de Estadística (INE), pero el crecimiento de las importaciones lastró la contribución que las exportaciones hacen a la economía nacional. El paro, una de las asignaturas pendientes de una larga recesión y que todavía está en tasas superiores al 21%, comienza a bajar, lo que impulsa el gasto al consumo.

Esto ha ayudado a que España tenga una de las mayores tasas de crecimiento en la zona euro (que como bloque creció sólo un 0,3% en el tercer trimestre) mientras el Partido Popular (PP) trata de atraer votantes tras años de recortes económicos. Todavía muchos españoles sienten la presión de unos bajos salarios y dicen que los trabajos que están creando son precarios, con contrataciones temporales.

El gasto en consumo de los hogares, el que más crece

El consumo de los hogares mostró en el tercer trimestre del año un crecimiento trimestral del 1%, una décima más que en el trimestre anterior (0,9%), con lo que ya suma diez trimestres consecutivos en positivo.

El gasto de las instituciones sin fines de lucro al servicio de los hogares también se aceleró, en este caso una décima, hasta el 0,2%, al igual que el gasto de las administraciones públicas, que aumentó un 0,9% en el tercer trimestre, dos décimas más que en el trimestre anterior.

La formación bruta de capital fijo, por su lado, se incrementó un 1,1% respecto al trimestre anterior, desacelerando su crecimiento en 1,3 puntos debido al menor repunte de la inversión en construcción (0,6% en el tercer trimestre frente al 2,2% del segundo) y en bienes de equipo (2,3% frente a 3,6%).

En el tercer trimestre del año, las exportaciones aumentaron un 2,8%, frente al 1,4% del trimestre anterior, mientras que las importaciones avanzaron un 4%, lo que supone 2,4 puntos más que en el trimestre anterior (1,6%).

El gasto público, el que más acelera su avance interanual

En tasa interanual, la economía española creció en el tercer trimestre un 3,4%, gracias a la mayor demanda interna, ya que la demanda externa incrementó su contribución negativa al PIB. Los dos principales componentes de la demanda nacional (consumo e inversión) mostraron crecimientos superiores a los del segundo trimestre.

En términos interanuales, el consumo de los hogares, de las instituciones sin fines de lucro y de las administraciones públicas registraron avances interanuales del 3,5%, del 0,9% y del 3%, respectivamente. El consumo de los hogares aceleró seis décimas su crecimiento interanual, mientras que el de las instituciones sin fines de lucro fue siete décimas superior. Pero fueron las administraciones públicas las que más incrementaron su avance interanual respecto al trimestre anterior, nueve décimas, desde el 2,1% al 3%.

Por su lado, la inversión registró un crecimiento interanual del 6,5%, dos décimas más que en el trimestre anterior, con un repunte de la inversión en construcción del 5,5%, el mismo que en el segundo trimestre, mientras que la inversión en bienes de equipo se aceleró siete décimas, hasta el 10,6%.

Las exportaciones ralentizan su crecimiento interanual

En el tercer trimestre, la contribución negativa de la demanda exterior neta aumentó respecto al trimestre anterior, hasta situarse en -0,5 puntos. Las exportaciones desaceleraron seis décimas su crecimiento interanual, desde el 6,2% al 5,6%, mientras que las importaciones incrementaron siete décimas su avance interanual, hasta el 7,7%.

Desde la óptica de la oferta, casi todas las ramas de actividad presentaron en el tercer trimestre un mejor comportamiento interanual que en el segundo trimestre.

Así, el valor añadido bruto de los servicios creció un 3,2%, frente al avance del 3% registrado en el trimestre anterior, mientras que la industria mostró un crecimiento del 4% (3,7% en el trimestre anterior), y la agricultura mejoró 1,5 puntos su tasa interanual, hasta el 3,6%. La construcción, por el contrario, desaceleró cuatro décimas su crecimiento, hasta el 5,5%.

512.000 empleos más en un año

En cuanto al empleo, el INE asegura que esta variable, medida en términos de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, creció un 0,7% respecto al trimestre anterior, dos décimas menos que en el segundo trimestre.

En tasa interanual, el empleo registró un avance del 3,1%, una décima más que en el segundo trimestre, lo que supone la creación neta aproximada de 512.000 empleos equivalentes a tiempo completo en un año.

En el tercer trimestre, la ocupación en los servicios creció un 2,9% interanual, tres décimas más, y un 3,9% en la agricultura, 3,6 puntos más que en el segundo trimestre. Por su parte, la industria y la construcción desaceleraron seis décimas y 3,5 puntos el avance de puestos de trabajo, hasta el 2,5% y el 6,3%, respectivamente.

Sube la remuneración de los asalariados

El empleo asalariado, por su parte, creció un 3,7% interanual en el tercer trimestre, cinco décimas más que en el trimestre anterior.

Con todo, la productividad aparente por puesto de trabajo equivalente se mantuvo en el 0,2% en el tercer trimestre, mientras que el crecimiento de la productividad aparente por hora efectivamente trabajada empeoró cuatro décimas, hasta el 0,1%.

En este contexto, la remuneración de los asalariados pasó del 3,6% al 4% por el aumento del número de asalariados (del 3,2% al 3,7%) y por la bajada en una décima de la remuneración media por asalariado (del 0,4% al 0,3%). Así, el crecimiento del coste laboral por unidad de producto (CLU) se situó en el 0,1%, siete décimas menos que la variación experimentada por el deflactor implícito de la economía (0,8%).

Etiquetas