Publicado: 15.09.2014 13:54 |Actualizado: 28.08.2015 15:47

La élite empresarial y política española despide a Isidoro Álvarez

A la capilla ardiente han acudido los presidentes de Telefónica, Iberdrola y Mercadona, así como los ministros De Guindos, Báñez y Wert. El presidente de El Corte Inglés será enterrado a las 20 horas en la madrileña parroquia de San Ginés

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
La infanta Elena habla con los medios de comunicación a la entrada esta mañana a la Fundación Ramón Areces.

La élite empresarial continúa despidiendo al presidente de El Corte Inglés, Isidoro Álvarez, que falleció este domingo y cuya capilla ardiente se ha vuelto a abrir desde las 10.00 horas hasta las 14.00 horas en la Fundación Ramón Areces, en Madrid. A las 20.00 horas será enterrado en la Real Iglesia Parroquial de San Ginés, ubicada en la calle Arenal de Madrid.

Una de las primeras personalidades en acudir a despedir a Álvarez fue la infanta Elena, que llegó sola a la Fundación Areces cercanas las 10.00 horas para acompañar a los familiares y amigos del presidente del gigante de la distribución, que falleció a primera hora de la tarde de ayer en el Hospital Puerta de Hierro de Madrid.El Corte Inglés se queda huérfano

Poco después de la Infanta Elena, se acercaron a la capilla ardiente el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, y el presidente de Telefónica, César Alierta. Este último ha destacado lo que Isidoro "ha hecho por las familias, por El Corte Inglés, por los empleados y por España". El presidente de Telefónica también ha subrayado que el directivo era una persona muy "sencilla" y muy "normal". Otro de los gigantes empresariales españoles, el presidente de Inditex, Pablo Isla, le ha descrito como "un grandísimo empresario y un ejemplo para todos". Alierta, Roig, Rato, Garzón... 

También ha acudido a la Fundación Ramón Areces el exministro de Economía Rodrigo Rato, que ha lamentado la "gran pérdida" de Álvarez, de quien ha dicho que "ha sido un ejemplo de profesionalidad y entrega". También ha estado presente el exjuez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, que ha destacado que Álvarez era una persona muy discreta pero "entregada a la causa de engrandecer la empresa".

El presidente de Mercadona, Juan Roig, ha calificado a Álvarez como "un grandísimo empresario" y ha subrayado que era "una gran persona, muy trabajadora y honesta", que "ha hecho muchas cosas por El Corte Inglés y por España". Incluso, el presidente de la Real Academia de Gastronomía española, Rafael Ansón, ha destacado la labor que ha desempeñado El Corte Inglés en la sociedad y ha situado a su recién fallecido presidente, Isidoro Álvarez, como uno de los doce españoles universales de los últimos 100 años. "Gracias a El Corte Inglés en España se ha comido y se come mejor", ha destacado tras acudir a la capilla ardiente.

Tres miembros del Gobierno, los ministros José Ignacio Wert, Luis de Guindos y Fátima Báñez, han querido acompañar a la familia Álvarez. El primero ha destacado que "además de una pérdida para el mundo empresarial, y de una enorme pérdida para la familia de El Corte Inglés, cuyo modelo de gestión es admirable, admirado e imitado, ha sido una inmensa pérdida para el mundo de la universidad, de la ciencia y de la investigación en España".

El titular de Economía ha alabado que "fue capaz de meter a El Corte Inglés en la vida diaria de los españoles" mientras que la de Empleo ha destacado que fue un referente que "siempre apostó por la modernización de la empresa".  Por su parte, la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, ha declarado que, como española, agradecería a Isidoro Álvarez "por haber levantado la bandera del país en un sector como el de comercio de una manera muy brillante y muy digna".

Además de familiares, amigos y personalidades de la política y la economía, durante la jornada de ayer pasaron por la capilla ardiente el sobrino del fallecido, Dimas Gimeno, director general de El Corte Inglés y principal candidato para sucederle en la presidencia, que llegó a la capilla ardiente acompañado de la viuda de Isidoro Álvarez y de Manuel Pizarro, actual adjunto a la presidencia de El Corte Inglés.

Isidoro Alvarez ingresó en el hospital el pasado día 10 aquejado de una insuficiencia respiratoria "que ha derivado en una crisis cardiaca inesperada", según ha señalado la firma.

El presidente de El Corte Inglés deja un grupo que elevó su beneficio un 6,2% en su último año fiscal, entre marzo 2013 y febrero de 2014, hasta los 174,3 millones de euros, con lo que rompió su tendencia de cinco años de caídas, marcadas por la crisis económica. En su último discurso ante los accionistas el pasado 31 de agosto, Álvarez se marcó como reto dar el salto internacional en un "tiempo razonable" y llevar sus formatos de negocio a otros mercados.