Publicado: 19.01.2016 16:19 |Actualizado: 19.01.2016 16:19

La empresa TRW anuncia el despido de 250 trabajadores en su planta de Pamplona

El comité de empresa dice que la medida es "brutal" y la compañía dice que lo hace para "asegurar el futuro" de la fábrica

Publicidad
Media: 4
Votos: 1
Comentarios:
Entrada de la planta de TRW en Pamplona. GOOGLE STREETVIEW

Entrada de la planta de TRW en Pamplona. GOOGLE STREETVIEW

PAMPLONA.- La dirección de la empresa TRW, que fabrica sistemas de dirección de vehículos, ha planteado este martes al comité de empresa el despido de 250 de los 620 trabajadores de su planta de Landaben y ha comunicado que sólo garantiza el empleo para el resto de la plantilla hasta 2018.

El presidente del comité de empresa, Josi Álvarez, ha afirmado en declaraciones a los medios de comunicación que el comité "se mantiene en la búsqueda de alternativas que posibiliten un futuro para todos" y ha reclamado a la dirección de la empresa que retire el ERE de extinción. Josi Álvarez ha asegurado que el comité no imaginaba que la dirección podía presentar un ERE de este volumen, "porque es brutal para lo que es el futuro de la planta".



Por su parte, la dirección ha asegurado en un comunicado que ha iniciado este proceso de despido colectivo para "asegurar el futuro" de la fábrica de Pamplona. "El proceso, además de la negociación del nuevo convenio colectivo, permitirá a la compañía mejorar la estructura de costes de la planta y que ésta sea sostenible para lograr captar nuevo negocio en el futuro", ha asegurado la empresa.

Maciej Gwozdz, vicepresidente de operaciones europeas, ha comentado que "la planta está en una situación muy delicada y sigue perdiendo dinero". "Los clientes no están poniendo nuevos negocios en Pamplona y, en la actualidad, se prevé que las ventas caigan un 70% durante los próximos 5 años. Esto significaría que más de 400 personas quedarían sin trabajo. Queremos ganar nuevos negocios para garantizar el futuro de Pamplona; se necesitan grandes cambios para que la planta pueda sobrevivir", ha afirmado.

Maciej Gwozdz ha añadido que la compañía respeta "el derecho de nuestros trabajadores a la huelga, pero ésta no sería la mejor manera de encontrar una solución justa para todos, que es lo que la empresa y la mayoría de los trabajadores quieren".

La plantilla está celebrando este martes asambleas para analizar la situación y el comité de empresa se va a reunir de urgencia para adoptar "las medidas que veamos oportunas", explicado Josi Álvarez.

El presidente del comité ha señalado que la dirección ha trasladado a la representación sindical que está dispuesta a "escuchar" sus propuestas y el próximo jueves las dos partes mantendrán una nueva reunión. Por el momento, la compañía no ha facilitado las condiciones de los despidos del ERE.

Recorte de las condiciones laborales

Además, Josi Álvarez ha explicado que, junto con el expediente, la empresa quiere recortar "bastante las condiciones laborales", aunque ha precisado que "a día de hoy lo que nos preocupa es el expediente de extinción". "En todas las reuniones que tengamos le vamos a pedir a la empresa que retire el ERE de extinción", ha afirmado, para añadir que ya en noviembre el comité hizo a la dirección una propuesta para la planta que "pasaba por un cambio generacional, nuevas inversiones y formación".

El presidente del comité ha pedido además "la implicación del Gobierno de Navarra, más involucración, y que vea que aquí hay 250 familias navarras afectadas".

Por su parte, la compañía ha manifestado el "compromiso" de mantener una comunicación "permanente" con sus trabajadores "con el fin de ayudar a alcanzar el acuerdo más satisfactorio para todas las partes y con el objetivo de minimizar el impacto de la medida sobre los empleados". Este martes ha comenzado el periodo de negociación, que durará 30 días.

Etiquetas