Publicado: 17.11.2016 17:54 |Actualizado: 17.11.2016 17:54

Los empresarios ven "imposible"
subir los sueldos un 3%, como piden los sindicatos

Fuentes de CEOE y CEPYME creen que este porcentaje es "inasumible para las empresas, especialmente para las pequeñas y medianas" y se preguntan: "¿Para qué cambiar lo que está funcionando?"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Antonio Garamendi (CEPYME) y Juan Rosell (CEOE).- EUROPA PRESS

Antonio Garamendi (CEPYME) y Juan Rosell (CEOE).- EUROPA PRESS

MADRID.- El sector empresarial no quiere repetir errores del pasado y aceptar subidas "indiscriminadas" de sueldos, por lo que ve "prácticamente imposible" subir los salarios un máximo del 3% en 2017, tal y como han planteado CCOO y UGT a CEOE y Cepyme en las negociaciones para renovar el llamado acuerdo de convenios.

Aunque las patronales aún siguen estudiando la propuesta salarial de los sindicatos para 2017 (subida de entre el 1,8% y el 3%), fuentes empresariales consultadas se han posicionado en contra de llevar el incremento salarial del próximo año a niveles del 3%.



Las fuentes consultadas indican que este porcentaje es inasumible para las empresas, especialmente para las pequeñas y medianas, que son las que conforman mayoritariamente el tejido empresarial español.

"Aumentar los costes salariales de las empresas limitaría la creación de empleo y no es el momento"

La razón, argumentan, es que los excedentes que pueden estar obteniendo las empresas ahora que la economía se está recuperando no van a parar a la caja de los beneficios, sino que se están dedicando a compensar las pérdidas que sufrieron durante la crisis.

Pero hay otro motivo de peso para que el sector empresarial rechace subir los sueldos un 3%: el empleo. "Aumentar los costes salariales de las empresas limitaría la creación de empleo y no es el momento de ponerle palos a la creación de empleo", indican.

"¿Para qué cambiar lo que está funcionando?"

De este modo, los empresarios parecen ser más partidarios de moverse en la banda baja de la propuesta sindical (1,8%) o incluso, aún mejor, mantener para 2017 la recomendación salarial que hicieron los agentes sociales para este año, con subidas de hasta el 1,5%. "¿Para qué cambiar lo que está funcionando?", señalan al respecto.

"Los sindicatos deberían mirar atrás porque hace algunos años se hicieron locuras con los salarios. Hay que ser prudentes y apuntalar la actual situación económica. La inmensa mayoría de las empresas todavía están compensando las pérdidas sufridas durante la crisis", sostienen las fuentes.

Así las cosas, los empresarios se muestran dispuestos a cerrar con los sindicatos una subida salarial que permita seguir creando empleo y al mismo tiempo mejorar las condiciones retributivas de los trabajadores. "Pero eso no es el 3%. Eso a lo mejor se lo puede permitir una empresa concreta de un sector concreto, pero no la inmensa mayoría", explican.

La propuesta sindical

CCOO y UGT trasladaron ayer a CEOE y Cepyme la necesidad de que los incrementos salariales para 2017 se muevan en una franja de entre el 1,8% y el 3% y permitan obtener a las trabajadores "claras ganancias de poder de compra, compensando en parte la importante pérdida producida por las políticas de devaluación salarial aplicadas desde 2010".

Las organizaciones sindicales consideran que la mejora de los salarios es imprescindible para sostener el consumo y el crecimiento económico, reducir las desigualdades y los niveles de pobreza y exclusión social, y para repartir de manera más justa los frutos del aumento actual y futuro del Producto Interior Bruto (PIB), así como para fomentar la creación de empleo o elevar los ingresos de la Seguridad Social.

El escenario económico en el que se desarrollará la negociación salarial en 2017, aseguran, viene definido por una situación de crecimiento de la economía española que, aunque está registrando una cierta desaceleración en su ritmo, supondrá el cuarto año consecutivo de crecimiento del PIB.