Publicado: 11.12.2016 08:24 |Actualizado: 12.12.2016 13:06

Las empresas del Ibex 35 que más le gustan al Banco Central Europeo

Telefónica, Gas Natural o Iberdrola son algunas de las corporaciones más beneficiadas por el programa de compra de bonos en el que el BCE ya ha invertido 48.000 millones de euros. Un informe del Observatorio Corporativo Europeo (CEO) al que 'Público' ha accedido en exclusiva identifica a estas empresas, a las que la institución que dirige Mario Draghi sólo se refiere en su página web con un código.

Publicidad
Media: 2.67
Votos: 3
Comentarios:
El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, durante una comparecencia ante la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo, en Bruselas. EFE/Olivier Hoslet

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, durante una comparecencia ante la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo, en Bruselas. EFE/Olivier Hoslet

MADRID.- Telefónica, Iberdrola y Gas Natural son algunas de las empresas más potentes del Ibex 35; mientras la tercera registró un beneficio neto de 1.500 millones de euros en 2015, las dos primeras rondaron los 2.500 millones. Y las tres ocupan los primeros puestos en la lista de compañías españolas que se han visto más beneficiadas por la compra de deuda de empresas decretada por el Banco Central Europeo (BCE) en los últimos seis meses, en este caso acometida por el Banco de España.

En total, 38 de las operaciones beneficiaron a empresas energéticas, 24 vinculadas al sector del gas

En concreto, y según un informe elaborado por el Observatorio Corporativo Europeo (CEO) al que Público ha accedido en exclusiva, entre las tres representan el 57% del total de 63 operaciones de compra de bonos de empresas españolas en el marco de este programa de estímulo económico para las grandes empresas del BCE, que ya ha invertido 48.000 millones a través de seis bancos centrales de los 28.

El documento La flexibilización cuantitativa del BCE financia a las multinacionales y al cambio climático, firmado por el investigador del CEO en materia de política económica, Kenneth Haar, vincula los códigos de estos bonos con las respectivas compañías -el BCE sólo publica en su web estos códigos, denominados ISIN, no los nombres de empresas-. Recoge hasta 15 operaciones de compra de bonos de Telefónica, 11 de Gas Natural y otros 10 de Iberdrola, pero también las 5 operaciones en las que participó Enagás, o las 6 en las que Repsol fue protagonista de estas transacciones.

Además de las conocidas empresas mencionadas, en la lista española aparecen también Red Eléctrica (3 operaciones), Redexis Gas (2), Abertis Infraestructuras, Mapfre, Ferrovial o Distribuidora Internacional de Alimentación (DIA), entre otras, aunque son mayoría las vinculadas con el sector energético.

El 68% de las compras de Banca d'Italia tuvieron a las empresas de gas y electricidad como protagonistas

De hecho, 38 de las operaciones beneficiaron a empresas energéticas (24 vinculadas al sector del gas), lo que supone un 60% del total, y muestra, según Haarth, el escaso interés del BCE por luchar contra el cambio climático. Este porcentaje se dispara hasta el 59% de las operaciones si se tiene en cuenta a las eléctricas, como Iberdrola o Red Elétrica. 

Su lectura se refuerza con otro dato: la institución que dirige Mario Draghi ha comprado deuda de Volkswagen al menos en 7 ocasiones, a pesar del escándalo del fraude de las emisiones del fabricante alemán.

La compra de estos bonos se encuadra en el marco del programa puesto en marcha por el BCE en junio de este año -Corporate Securities Purchasing Programme (CSPP)- , por el que ya ha invertido 48.000 millones en distintas empresas europeas, y que se prolongará hasta marzo de 2017. Por el momento, ni el BCE facilita información ni los datos del CEO permiten aclarar la cantidad inyectada en cada empresa.

El BCE sólo se refiere a las emisiones de deuda con un código, no menciona los nombres de las empresas

En julio, poco después del arranque de este programa, la agencia EFE avanzó que Telefónica, Iberdrola y Repsol estaban entre las empresas a las que la institución dirigida por Luis María Linde había comprado bonos. Un mes después, The Wall Street Journal aseguraba que el 1 de julio Repsol colocó 500 millones de deuda, mientras que Iberdrola habría hecho lo propio por valor de 200 millones de euros un par de semanas antes, sólo dos días después de que comenzara la operación de compra del BCE.

"Gran interés" por compañías que "contribuyen al cambio climático"

En un 38% de las compras el Banco de España adquirió bonos de empresas dedicadas al sector del gas y otros combustibles fósiles

Por otra parte, en su análisis el CEO denuncia también el "enorme interés" de BCE en "compañías que están contribuyendo al máximo al cambio climático", a las que señala como las más beneficiadas por estas adquisiciones de deuda.

Y, anunque en el caso italiano y español es especialmente evidente -el 68% de las compras de Banca d'Italia tuvieron a los sectores relacionados con el gas y la electricidad como protagonistas- los otros cuatro bancos centrales nacionales operaron con criterios similares: mientras Banque de France apostó por Total y Air Liquide -además de por la armamentística Thales-, Banque Nationale de Belgique lo hizo por Shell, Apetra o SPP, y Finlands Bank compró bonos de OMV AG y Eesti Energia, entre otras.