Publicado: 18.03.2015 10:09 |Actualizado: 01.03.2016 17:00

Las empresas del Ibex ganan en 2014 unos 3.000 millones más de lo que se destina a proteger a los parados

Las grandes empresas españolas que cotizan en el selectivo ganaron el año pasado 32.000 millones de euros, un 41% más que en 2013. En 2014 las prestaciones por desempleo apenas superaron los 29.000 millones.

Publicidad
Media: 2.20
Votos: 5
Comentarios:
ibex 35

Imagen de archivo de la Bolsa.

MADRID.- Las empresas que componen el principal indicador de la bolsa española, el Ibex 35, obtuvieron en 2014 un beneficio neto conjunto que superó los 32.000 millones de euros, un 41,4% más que un año antes, en lo que ha sido su mejor ejercicio de la última década en cuanto a la mejora de los resultados.

Aunque en términos absolutos estos 32.069,6 millones son casi la mitad de los más de 51.000 millones que ganaron en 2010, récord absoluto, una mejora de más del 40% en los resultados no se veía desde 2005, cuando las compañías que entonces formaban el índice ganaron un 44 % más que un año antes.



Una mejora de más del 40% en los resultados de las empresas del Ibex no se veía desde 2005, cuando las compañías que entonces formaban el índice ganaron un 44% más que un año antes

La composición del índice no era exactamente la misma hace un año que ahora, ya que en estos doce meses el Comité Técnico del IBEX decidió que Abengoa sustituyera a Ebro Foods y Endesa a Viscofán.

Con estas salvedades, es evidente que las grandes empresas cotizadas españolas han dejado atrás lo peor de la crisis incluso con algunas de ellas -Arcelormittal, FCC e Indra- registrando pérdidas o reduciendo beneficios -Ferrovial, Iberdrola y OHL-.

Lejos quedan las pérdidas conjuntas de más de 6.000 millones de euros de 2012, debido a los resultados negativos registrados por Bankia y algunas constructoras, y más aún los efectos devastadores de los ataques contra las Torres Gemelas o el impacto de la crisis de las hipotecas subprime o de alto riesgo desatada en Estados Unidos, inicio de la crisis más aguda desde la II Guerra Mundial.

El ataque contra las Torres Gemelas tuvo como consecuencia que en 2002 el beneficio de las empresas cotizadas del IBEX 35 fuera más de un 25% inferior al de 2001, y que su capitalización bursátil cayera un 28%.

Desde entonces y hasta 2008 las mayores cotizadas españolas no paraban de incrementar año tras año su beneficio neto atribuido, hasta superar los 50.000 millones en 2007, y de nuevo en 2010, pero la crisis global y financiera se cebó con España y las empresas españolas han tardado cinco años en levantar la cabeza.

Los resultados empresariales acompañaron la buena evolución bursátil, ya que, si bien el IBEX 35 se revalorizó tan sólo un 3,66% durante el año, sumó dos ejercicios consecutivos al alza y se situó como el índice más rentable entre los principales de Europa.

La gran banca siempre gana

A lo largo de 2014, los grandes bancos superaron las mayores exigencias de capital, el deterioro del negocio en España y el esfuerzo de saneamiento de los activos inmobiliarios y, gracias a la mejora del negocio, las seis mayores entidades —Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia, Popular y Sabadell— ganaron en conjunto más de 10.500 millones de euros en 2014, un 34,1% más que en 2013.

Superados con nota los test de estrés a los que han sido sometidos por el Banco Central Europeo (BCE) y la Autoridad Bancaria Europea (EBA), la gran banca encara con solvencia una nueva etapa en la que ya está en marcha la tan ansiada unión bancaria.

El Santander es además el campeón en volumen de beneficios con más de 5.800 millones, seguido de Endesa y Telefónica, con más de 3.000 cada una.

De nuevo dentro del selectivo español, Endesa disparó el pasado año sus beneficios como consecuencia de la venta a su matriz de sus activos en Latinoamérica.

La operadora, en cambio, redujo su beneficio un 34,7% por la devaluación de alguna de las monedas en las que opera, como el bolívar venezolano, y por las pérdidas ocasionadas por su filial alemana, que acusó los costes de integración de E-Plus.

El otro sector que más quebraderos de cabeza ha dado a la economía española, el de las constructoras, también ha saneado sus cuentas

Otro de los grandes valores del IBEX, Repsol, multiplicó por ocho sus ganancias tras el efecto contable derivado del saneamiento por la compensación de YPF en 2013.

Iberdrola, otro de los pesos pesados de la bolsa española, acusó el impacto de la reforma energética española y la mayor presión tributaria.

Y por lo que respecta a Inditex, otro de los pesos pesados de la bolsa española, que ha presentado hoy sus cuentas pues su año fiscal es distinto, logró una mejora del 5% en su beneficio tras aumentar sus ventas un 8%.

El otro sector que más quebraderos de cabeza ha dado a la economía española, el de las constructoras, también ha saneado sus cuentas y, sobre todo, ha logrado encauzar su deuda.

Las seis mayores empresas constructoras —ACS, Acciona, Ferrovial, FCC, Sacyr y OHL— lograron un beneficio conjunto de 635,5 millones, que pese a las pérdidas de FCC contrasta con los números rojos del ejercicio anterior.