Público
Público

Resultados Las empresas del Ibex 35 ganan un 46,7% más en 2016

Las sociedades que cotizan en el principal indicador de la bolsa española suman unos beneficios de casi 31.000 millones, a pesar del Brexit o el efecto del cambio de divisas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los paneles informativos de la Bolsa de Madrid, con la evolución del indicador Ibex 35 y de los valores que lo componen. EFE/Paco Campos

Las empresas del Ibex 35 han cerrado el ejercicio 2016 con ganancias por valor de 34.100 millones de euros, lo que supone un 46,7% más que el año anterior.

Según los datos comunicados por las propias compañías a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), las pertenecientes al selectivo cerraron su cuarto ejercicio consecutivo en positivo, con unas ganancias superiores a las registradas en 2015.

Las provisiones realizadas para hacer frente a posibles contingencias derivadas de préstamos con cláusulas suelo han afectado a las cuentas de algunas entidades financieras, salvo Santander y Bankinter, mientras que empresas como Dia y Ferrovial se han visto perjudicadas por menores extraordinarios en el último ejercicio. Otras compañías han acusado el entorno de bajos tipos de interés, los cambios de divisas o el efecto del Brexit.

Todas las empresas del Ibex cerraron el ejercicio 2016 con beneficio, a excepción del  Banco Popular, que registró unos números rojos de 3.485 millones de euros tras haber ganado el ejercicio anterior 105 millones de euros.

Santander lideró de nuevo el ranking de ganancias del Ibex con un beneficio atribuido de 6.204 millones de euros en 2016, con un aumento del 4% respecto al ejercicio precedente. Por detrás se situaron BBVA (3.475 millones de euros), Inditex (3.157 millones)Iberdrola (2.705 millones de euros) y Telefónica (2.369 millones de euros).

Popular ha sido la única cotizada que ha cerrado el ejercicio con pérdidas, tras realizar provisiones por de 5.692 millones para reforzar su balance. La entidad se ha visto especialmente afectada por el descenso de la rentabilidad de Targobank, las provisiones por cláusulas suelo y las realizadas por créditos e inmuebles.

Por el contrario, Telefónica fue la compañía que mayor avance registró al multiplicar su beneficio por 3,8, hasta los 2.369 millones de euros. Esta cifra se compara con los 616 millones de euros que ganó en 2015 por factores no recurrentes, fundamentalmente un impacto de 1.290 millones de euros en el cuarto trimestre derivado de gastos de reestructuración.

Excluyendo el efecto de estos factores no recurrentes, la empresa de telecomunicaciones ganó el pasado ejercicio fiscal 4.038 millones de euros, lo que representa una subida del 4,8% respecto a los 3.855 millones de euros de 2015.

Tres empresas abandonan las pérdidas

A la hora de hacer balance, merecen especial mención Repsol, ArcelorMittal e Indra, que consiguieron abandonar los números rojo' en el ejercicio 2016.

La compañía que preside Antonio Brufau batió las previsiones y presentó un beneficio de 1.736 millones de euros, frente a las pérdidas de 1.398 millones de euros de un año antes.

La energética destacó que estas cifras mostraban la fortaleza y flexibilidad de los negocios, especialmente tras la adquisición de Talisman, y el éxito del programa de actuación puesto en marcha para responder a la caída de los precios del crudo y del gas.

Por su parte, la mejora de las cuentas de ArcelorMittal, con un beneficio de 1.669 millones frente a pérdidas de 7.457 millones, se debió a la mejoría de las coyuntura de mercado, al plan Action 2020 y a la adopción de medidas por parte de diversos gobiernos para hacer frente a las prácticas comerciales desleales.

Mientras, Indra volvió a beneficios tras ganar 69,9 millones de euros, a diferencia de los números rojos de 641,2 millones de euros del ejercicio anterior.

Cuatro ejercicios en positivo

Las empresas que cotizan en el Ibex frenaron en 2014 la racha de malos resultados como consecuencia de la crisis económica. Estas compañías registraron en 2012 la mayor caída en sus beneficios netos desde que estallara la crisis en 2008, año en que las empresas del Ibex ganaron un 5% menos que en 2007. Este retroceso se acentuó hasta el 22% en el ejercicio 2009.

Un año más tarde, el beneficio de estas empresas experimentó una reducción del 24%, mientras que en 2011 el recorte de las ganancias fue del 35,42%, porcentaje que en 2012 se elevó hasta el 63,58%, sin contar con Bankia.

En 2014, las compañías sumaron dos años consecutivos lejos de los números rojos, aunque al año siguiente experimentaron una pérdida del 27%, hasta los 20.372 millones de euros.