Público
Público

Energía 'verde' ACS se impone en la adjudicación de la tercera subasta de renovables

Las ofertas fotovoltaícas se imponen mayoritariamente, a diferencia de la subasta de mayo, cuando  que se impusieron sobre todos proyectos de energía eólica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Planta termosolar Andasol, en el municipio de Aldeire (Granada) de ACS-Cobra Energía.

La constructora ACS, a través de su filial de ingeniería Cobra, se ha impuesto en la subasta de energías renovables celebrada este miércoles al haberse adjudicado 1.550 megavatios (MW), de los más de 5.000 MW verdes que finalmente ha subastado el Ministerio de Energía.

Concretamente, el Gobierno adjudicó en la subasta un total de 5.037 megavatios (MW) a un total de 40 empresas al máximo descuento y, por tanto, sin coste para el consumidor eléctrico. Estas adjudicaciones de nueva potencia renovable deberán estar en funcionamiento antes de 2020.

A diferencia de la anterior subasta de mayo, en la que se impusieron sobre todos proyectos de energía eólica, en esta ocasión se han impuesto mayoritariamente las ofertas fotovoltaícas. Del total de adjudicatarios, unas 30 empresas se repartieron los 3.909,1 MW de tecnología fotovoltaica, mientras que otras 10 compañías se hicieron con los más de 1.127,81 MW de eólica.

Además de ACS, otros grupos españoles han logrado adjudicarse nueva energía verde: X-Elio, fotovoltaica participada por KKR y Gestamp, se adjudicó 455 MW, mientras que Endesa ganó 339 MW, todos ellos fotovoltaicos para dos proyectos en Extremadura y uno en Murcia. Gas Natural se adjudicó 200 MW, también fotovoltaicos.

Forestalia, principal ganadora de las dos subastas anteriores, logró hacerse con 316 MW, mientras que Solaria dijo que había conseguido 250 MW. También se hicieron con MW fotovoltaicos grupos como Greenalia, con más de 130 MW, o Alter, que se hizo con 50 MW, para dar a esta tecnología más de 3.500 MW de los más de 4.000 MW que finalmente se adjudicaron.

En lo que se refiere a la eólica, Capital Energy, grupo creado en 2002 y dedicado a la promoción, construcción, explotación y mantenimiento de instalaciones para la producción de energía renovable, ha salvado los muebles de esta tecnología en esta subasta con la adjudicación de más de 700 MW.

Iberdrola no participó

Iberdrola, que fue una de las grandes derrotadas en la anterior macrosubasta al no adjudicarse nada, optó finalmente por no presentarse a esta nueva subasta. La energética, que es la primera empresa por potencia eólica en España con más de 5.500 MW y que fue pionera en el desarrollo de está tecnología en el país, apuesta actualmente como una de sus claves para el futuro por la energía eólica marina.

Otro de los grandes del sector, EDP Renováveis, que se había adjudicado más de 90 MW en la primera de las subastas celebrada en enero de 2016, tampoco se ha hecho con ningún MW de los que estaban en juego.

Con la adjudicación de esta nueva subasta, el Gobierno prevé prácticamente alcanzar el objetivo del 20% en materia de renovables en el horizonte de 2020.

España alcanzó en 2015 un 17,3% de consumo de energía renovable sobre el consumo de energía final, sensiblemente por encima del objetivo que exigen las Directivas Europeas para España en dicho año y por delante de los principales países de la UE.