Publicado: 20.07.2015 08:53 |Actualizado: 20.07.2015 11:39

Atrapados en la trampa de las hipotecas IRPH

Más de un millón de familias en España se ven obligadas a pagar intereses abusivos en sus hipotecas al estar referenciadas con el Índice de Referencia de los Préstamos Hipotecarios (IRPH) en lugar del habitual euríbor. Numerosas sentencias judiciales ya consideran que este indicador es "manipulable y opaco". Pese a ello, las entidades financieras ignoran la ley y se niegan a dejar de aplicarlo.

Publicidad
Media: 4.60
Votos: 5
Comentarios:
Manifestación de un grupo de afectados de Barcelona.

Manifestación de un grupo de afectados por el IRPH en Barcelona el día que se debatió la moción en el Parlament.

MADRID.— La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) lo define como la "otra cláusula suelo". Para los afectados no es más que "un abuso y una estafa" de los bancos y las Cajas. Su denominación oficial es Índice de Referencia de los Préstamos Hipotecarios (IRPH) y es el indicador que se utiliza como referencia para el pago de intereses de cerca de 1.300.000 préstamos hipotecarios en España, la mayoría de ellos firmados antes de la crisis.

En su momento las entidades financieras vendieron el IRPH como un índice más estable frente a los vaivenes del euríbor, que es el indicador más utilizado en España. Pero la realidad no tardó en desmentir esa afirmación: mientras el euríbor se hundía al calor de la crisis, el IRPH, que también es un tipo de interés variable, se mantenía en niveles mucho más altos. De hecho, la OCU recuerda que históricamente el IRPH se ha situado "muy por encima del euríbor con una diferencia de hasta 2,79 puntos —alcanzada en septiembre de 2009— y una media de 1,55 puntos por encima", explica la organización de consumidores en un comunicado.



"Su única supuesta ventaja era la estabilidad, pero al final ha resultado ser una estafa", recuerda una de las afectadas, miembro de la Agrupación de Afectados por el IRPH de la PAH de Barcelona, —sólo en Catalunya son 400.000 las familias afectadas—, quien apunta que la diferencia con el euríbor es incluso mayor de lo que dice la OCU: "Una parte de los afectados por el IRPH se encuentran con un interés fijo hasta el fin de su hipoteca que oscila entre 3,36 y 4 puntos por encima del euríbor. Eso supone pagar entre 300 y 400 euros más al mes. Muchos no lo pueden asumir".

"Una parte de los afectados por el IRPH se encuentran con un interés fijo hasta el fin de su hipoteca que oscila entre 3,36 y 4 puntos por encima del de euríbor. Eso supone pagar entre 300 y 400 euros más al mes. Muchos no lo pueden asumir"

La principal crítica al IRPH es que "un índice manipulable y opaco", según los afectados. "Un fraude", sentencian categóricos. Y lo es por su propia naturaleza: este indicador es el resultado de una media aritmética que se calcula haciendo una media con los préstamos que se firman en las Cajas de Ahorro y en los bancos. . La OCU insiste en que el IRPH "no refleja fielmente" la evolución de los tipos de interés, ya que en él influyen las propias entidades con sus políticas de préstamos. "A ello hay que añadir", recuerdan desde la Agrupación de Afectados del IRPH, "el redondeo al alza que cada entidad se saca de la manga".

El propio Banco de España, obligado a responder por vía judicial tras recibir un oficio del Juzgado Mercantil nº 4 de Burgos, reconoció el pasado mes de abril que el tipo de interés IRPH Cajas es un índice en cuyo resultado cada entidad podía influir simplemente "aumentando los intereses aplicados por ella o con las oportunas comisiones de apertura y gestión de sus hipotecas".

El organismo regulador añadía admitía también en ese exhorto que el IRPH Cajas "se calculaba a partir de datos facilitados por las propias entidades cada mes" y que "el aumento de comisiones por parte de una de las Cajas incrementaría automáticamente el resultado del IRPH".

Pero esa información jamás se proporcionó a los clientes. Lo denuncia la OCU: "Aun así, numerosas entidades colocaron este índice a cientos de miles de usuarios, que ahora se encuentran desprotegidos. Los prestamistas han sido, una vez más, los únicos beneficiados".

En realidad, la polémica viene de lejos: en 2009 la Unión Europea ya instó al Gobierno español a eliminar el IRPH (Cajas y Bancos). En noviembre de 2011 el Gobierno socialista anunció que, ante el proceso de fusiones bancarias y la desaparición de la mayor parte de las cajas, eliminaría este índice en el plazo de un año. Hubo muchas prórrogas, vaivenes y retrasos y no fue hasta noviembre de 2013, ya con el PP en el poder, que a través de una enmienda a la Ley de Emprendedores se anuló este abusivo índice.

El muro de la indiferencia

La noticia era inmejorable para aquellos hipotecados que en su contrato tuvieran especificado un índice alternativo, ya fuera el euríbor u otro. Sin embargo, en muchos contratos no se contemplaba alternativa: en ese caso se aplicaría un índice nuevo llamado IRPH Entidades, de naturaleza y características similares al anterior IRPH. Según la enmienda del PP en la Ley de Emprendedores, el IRPH Entidades añade un diferencial "equivalente a la media aritmética de las diferencias entre el tipo que desaparece y el citado anteriormente". Conclusión: los afectados han seguido pagando más intereses que aquellos con una hipoteca referenciada con el euríbor.

Pero el verdadero problema a día de hoy es la actitud de las entidades financieras: según denuncia la abogada Helena Pascual en su blog, "estos cambios normativos han dado pie a muchas entidades para cometer multitud de irregularidades, tales como no respetar el índice sustitutivo si es más beneficioso para el cliente o convertir el préstamo hipotecario a tipo variable en uno a tipo fijo". Hablando en plata: las entidades directamente no han respetado lo que marca la ley.

Las reclamaciones de los clientes para que este índice IRPH se sustituya por el euríbor más un diferencial no han sido atendidas en la mayoría de los casos. "Intentar negociar con el banco es como darse cabezazos contra un cristal. No consigues nada. Sólo te queda dejar de pagar para que te hagan caso o ir por la vía judicial", afirman desde la Agrupación de Afectados por el IRPH. Ante este muro de indiferencia levantado por las entidades financieras, las demandas en los juzgados de Primera Instancia han empezado a caer una tras otra para intentar cambiar estas cláusulas abusivas. Ya hay más de 40 demandas con sentencia en todo el Estado, la mayoría en Euskadi, donde Kutxa tiene firmados el 40% de sus préstamos con este índice.

Hasta ahora la inmensa mayoría de esas demandas han sido ganadas por los clientes. Las resoluciones de los jueces declaran nulo el pago de intereses y obligan a la entidad financiera de turno a devolver todos los intereses pagados de más desde el origen del préstamo. Sin embargo, en todos los casos las entidades financieras han recurrido la sentencia en primera instancia. Así que el camino judicial se antoja largo: "Ahora estamos esperando las sentencias de las audiencias provinciales, pero esperamos que llegue al Tribunal Supremo y que se cree una jurisprudencia que pueda revocar todo esto", dicen un portavoz de los afectados.

El camino judicial se antoja largo, como recuerda Masdevall: "Ahora estamos esperando las sentencias de las audiencias provinciales, pero esperamos que llegue al Tribunal Supremo y que se cree una jurisprudencia que pueda revocar todo esto"

Lo cierto es que más de un millón de familias están atrapadas en la trampa del IRPH. Denuncian los afectados que muchas de ellas no pueden pagar estos abusivos intereses y se enfrentan a un proceso de desahucio. Otras, recuerdan, desconocen que su hipoteca está referenciada con el IRPH porque en los contratos no aparecen esas siglas como tal sino algo mucho más críptico: "Tipo medio de los Préstamos Hipotecarios a más de tres años de cajas de ahorros que se publica por el banco de España con periocidad mensual, en el Boletin del Estado". Finalmente, hay otras familias que conociendo que son víctimas de una estafa, no pueden afrontar el proceso judicial por sus altos costes.

Por eso, el frente judicial no es el único al que recurren los afectados. El caso de las hipotecas IRPH ya llegó al Parlamento Europeo el pasado mes de abril y la Agrupación de Afectados por el IRPH ha logrado que el pasado 9 de julio el Parlament de Catalunya aprobara una moción en la que insta a la Generalitat a negociar con los bancos para que ofrezcan a sus clientes afectados por el índice IRPH unas condiciones "mínimas" y aplicar el euríbor "más un diferencial de como máximo un punto y que les retornen las cantidades cobradas indebidamente". Esa misma moción denuncia la falta de información a los clientes y "el alargamiento injustificado en la fijación del IRPH una vez suprimido de las cajas". "El objetivo final es que el Gobierno español rectifique la Ley de Emprendedores y anule el IRPH", sostienen los afectados.

Asimismo, la Agrupación de Afectados por el IRPH celebrará este próximo 21 de julio una Asamblea para redactar otra moción, esta vez dirigida a los Ayuntamientos catalanes, para que también se posicionen contra el IRPH y metan presión para lograr solucionar un problema que afecta a miles de familias, cada una de ellas con una triste historia de fraude, estafa y abuso detrás. Y no son pocas: según la abogada Helena Pascual, el 11% de las hipotecas suscritas en España están referenciadas con este índice.