Público
Público

Conflicto en los puertos Los estibadores preparan una semana más de huelga

La negativa de la patronal a mantener el 100 por cien de la plantilla rompe las negociaciones con la patronal

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:

Foto de archivo de alrededor de un millar de estibadores se manifiestan en el puerto de Algeciras. EFE

Cuando parecía que las aguas estaban en calma tras la reunión celebrada el 22 de Mayo y que dio lugar a la desconvocatoria de dos semanas de huelga, la situación se ha torcido este jueves al conocer los estibadores la respuesta de la patronal ANESCO (Asociación Nacional de Empresas Estibadoras y Consignatarias de Buques).

Y es que la clave de la cuestión es el mantenimiento de la plantilla, una tema que parecía abordado y encauzado hace unos días y que hoy, literalmente, ha encallado. Rota la negociación queda "el derecho a la huelga", nos cuenta Rafael Egea de la Coordinadora de Trabajadores del Mar.

Para Egea, el motivo del desencuentro de este jueves  ha sido "la falta de compromiso a subrogar el cien por cien de la plantilla". Sin duda "sorpresa" es la palabra que define para los estibadores el balance de una reunión que parecía encauzada al acuerdo. Por su parte la patronal ofrece abrir una mesa negociadora. y remiten al comunicado que han emitido al tiempo que reconocen que "van a trabajar por la estabilidad de los trabajadores, pero que es complejo el mantenimiento del cien por cien de la plantilla". Paros parciales como preludio de una huelga más larga.

Se abre ahora un periodo de incertidumbre y de una posible negociación que evite la huelga de tres días convocada en los puertos para la semana que viene, los días 5, 7 y 9 de junio. Los paros de doce horas diarias "se harán de forma alterna a lo largo de una jornada de 24 horas, es decir una hora de paro y una de trabajo" según nos ha explicado Rafael Egea, quien ha puntualizado que "estos paros no afectarán a las islas de igual manera, para evitar el desabastecimiento".

A estos paros se puede sumar una nueva convocatoria de una semana que estudian ahora los sindicatos y que, de no cambiar en las próximas horas, parece inevitable. Y es que ambas partes presentan posturas inamovibles. Si los sindicatos "esperaban que cumplieran el acuerdo" previo respecto de la plantilla y su malestar se debe a "este incumplimiento", la patronal en su comunicado habla de "su compromiso para garantizar el empleo de los actuales trabajadores del sector de la estiba, ratificando lo recogido en el acta de la comisión paritaria celebrada el 22 de mayo que dio lugar a la desconvocatoria de dos semanas de huelga, en línea con la posición expresada por las empresas en todo el proceso negociador", pero más adelante reconoce que" la práctica habitual en los puertos españoles no permite que las empresas puedan decidir libremente la composición de los equipos de trabajo necesarios para cada actividad, por lo que existen situaciones de sobredimensionamiento y falta de competitividad".

El comunicado emitido por ANESCO tras esa última reunión, en la que la asociación enfrío las expectativas de acuerdo de los sindicatos insiste en que el encuentro de este jueves tenía como fin "constituir la mesa negociadora" con la que "comenzará un complejo proceso hasta que se pueda alcanzar un acuerdo".

Un largo y tenso proceso

La sentencia dictada por el Tribunal de Justicia de la UE el 11 de diciembre de 2014 ha sido el germen de este conflicto. Bruselas acusó a España de vulnerar el artículo 49 del Tratado de la Unión al "obligar con carácter general a las empresas estibadoras que operan en los puertos a inscribirse en una Sagep (sociedades anónimas de gestión de trabajadores portuarios) y, en todo caso, al no permitirles recurrir al mercado para contratar su propio personal, ya sea de forma permanente o temporal, a menos que los trabajadores propuestos por la Sagep no sean idóneos o sean insuficientes".

El Gobierno prepara ahora un nuevo decreto después de que en marzo la oposición tumbara su propuesta en el Parlamento con el que pretende liberalizar la estiba y de paso evitar así la multa impuesta por Bruselas de 27.500 euros diarios.

Un colectivo de 6.000 trabajadores afectados

En España son cerca de 6.000 los trabajadores que se dedican a la estiba. Dos de los dos puertos más importantes del Mediterráneo concentran el grueso de los trabajadores Algeciras, con 1.800, y Valencia, con 1.700 estibadores. La patronal lamenta las daños económicos que pueden derivarse ya que sólo en los paros del mes de febrero pasado cifraron en 105 millones las pérdidas con un descenso del volumen de trabajo de un 30 por ciento.

El límite de 72 horas hasta el inicio de la huelga es una cuenta atrás para ambas partes que a estas horas mantienen posturas irreconciliables.