Público
Público

Puertos Los estibadores mantienen la huelga y dejan en suspenso la negociación con la patronal

Fomento asegura que los puertos españoles ya están perdiendo mercancías por el anuncio de paros a partir de la próxima semana

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

Vista del puerto de Santander. EFE/Pedro Puente Hoyos

La patronal y los sindicatos de estibadores concluyeron la nueva reunión mantenida este martes sobre la reforma del sector sin acuerdo y sin una nueva fecha para seguir negociando, con lo que se mantiene el calendario de tres semanas de huelga en los puertos que comienza el próximo lunes 6 de marzo.

El único avance logrado en el encuentro es la firma de la constitución formal de una mesa de negociación, y el consiguiente compromiso de ambas partes a seguir negociando. No obstante, al término del encuentro no contaban con un calendario de nuevas reuniones y los sindicatos mantenían la convocatoria de huelga, según informaron fuentes de la Coordinadora de los Trabajadores del Mar, el principal sindicato del sector.

La reunión de este martes era la primera que se celebraba después de que el pasado viernes el Gobierno aprobara en Consejo de Ministros el Real Decreto Ley de reforma del sector de la estiba, con el fin de romper su monopolio y adaptarla a la normativa europea. Con la negociación abierta entre sindicatos y patronal se busca pactar al margen del texto legal las reivindicaciones de los estibadores ante la reforma que no se han podido incluir en la ley porque no lo permite la UE.

El responsable de la Coordinadora de Trabajadores del Mar (CETM), Antolín Goya (d), a su llegada a la reunión con la patronal Anesco en Madrid. EFE/Luca Piergiovanni

El líder de la Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar (CETM), Antolín Goya, ha señalado que la huelga no tiene nada que ver con el proceso de negociación entre estibadores y empresas, por el que ambas partes intentan "buscar soluciones al descalabro que crea el real decreto-ley".

El decreto es "el verdadero causante" del preaviso de huelga y quien tiene que posibilitar que esa mesa de negociación sea más productiva y pueda alcanzar acuerdos que solucionen la situación es el Ministerio de Fomento, y agregó que "muy difícilmente" de lo que hablemos aquí se podrá llegar a una fórmula que permita la desconvocatoria. La única forma de que eso fuese posible es que haya una reflexión por parte del Gobierno, una retirada del decreto y la apertura de un proceso de negociación "de verdad", del que tanto la patronal como los sindicatos puedan ser partícipes, ha insistido.

El director gerente de la patronal Anesco, Pedro García Navarro (3d), junto a otros miembros de la patronal a su llegada a la reunión mantenida con sindicatos de los estibadores en Madrid. EFE/Luca Piergiovanni

También el director gerente de Anesco, Pedro García, ha calificado de "muy positivo" el encuentro porque "vamos avanzando", aunque ha reconocido que se trata de una situación "compleja". Según García, las partes se han comprometido esta tarde a un proceso "continuado" de negociación, animado por tres principios básicos: compromiso con la continuidad en el empleo de los trabajadores portuarios y gestión en el futuro del excedente en el caso de que existiera, a través del acuerdo y los procedimientos legales previstos, así como los mecanismos de subrogación.

Además se buscará garantizar la competitividad de las empresas, negociar las medidas organizativas que las favorezcan y continuar el proceso de negociación "hasta dar respuesta a las nuevas necesidades que afectan al sector", según García.

El mediador ha coincidido con ambas partes al explicar que la negociación que se abre va a ser "lenta, farragosa y pesada", pero ha dicho que estamos en un proceso "de gestión razonable de las cosas", en el que las partes se comprometen a "estar sentadas" hasta que se resuelva.

Los puertos pierden actividad

Por su parte, el  ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha asegurado que los puertos españoles están ya perdiendo tráfico de mercancías, dado que hay empresas que ya están desviando sus cargas a otros puertos ante el anuncio de tres semanas de paros convocados por los sindicatos de estibadores a partir del próximo 6 de marzo. El ministro ha señalado que hay "riesgo cierto" de que los puertos españoles pierdan esos tráficos definitivamente.

El ministro recordó que cada jornada de huelga puede causar pérdidas de 50 millones de euros en los puertos, si bien asegura que "más allá del impacto económico el riesgo cierto es que se puedan producir desvíos definitivos de transporte de mercancías a otros puertos".