Publicado: 18.05.2015 20:33 |Actualizado: 18.05.2015 20:33

Un estudio alerta de
que la hucha de las pensiones puede llegar a agotarse en cinco años

El Gobierno ha utilizado durante la legislatura casi 34.000 millones del Fondeo de Reserva de la Seguridad Social, que ahora tiene 41.600 millones.

Publicidad
Media: 3.92
Votos: 12
Comentarios:
Un centro de pensionistas. E.P.

Un centro de pensionistas. E.P.

MADRID.- El Fondo de Reserva de la Seguridad Social, también conocido como la hucha de las pensiones, podría agotarse, dentro del escenario más pesimista, en un plazo de sólo cinco años, en 2020. 
Así lo refleja un estudio de la consultora Towers Watson, a partir del análisis de los registros de la Seguridad Social, el Banco de España y las proyecciones de población para el periodo 2012-2052 del Instituto Nacional de Estadística (INE).

El secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, viene asegurando los últimos meses que durante 2015 será necesario detraer nuevos recursos de esta hucha, aunque cuenta con que sean menos que el año pasado, cuando se utilizaron 15.300 millones de euros, gracias a la mejora en el empleo y de los ingresos por cotizaciones.

Con los saldos dispuestos en 2014, se elevan a 33.951 millones los millones usados del Fondo de Reserva en lo que va de legislatura, a los que hay que sumar otros 5.350 millones extraídos del Fondo de Prevención y Rehabilitación.

Así, a 31 de diciembre de 2014 la hucha de las pensiones tenía 41.634 millones de euros (-22,53%), con un valor de mercado de 47.721 millones (-15,4%), tras recibir 279 millones de los excedentes de gestión de las mutuas y pese a no haber recibido dotaciones presupuestarias. A estos ingresos habría que sumar los rendimientos netos, que el año pasado ascendieron a 2.911 millones.



El informe de Towers Watson pronostica la evolución de este saldo a partir de proyecciones sobre variables como salarios, desempleo o edad de entrada en el sistema de cotizaciones y en la jubilación. Al margen de ese escenario pesimista, otro más neutro sitúa el consumo total del Fondo en 2024 y el más optimista, en 2028.

Towers Watson asegura que si se pretende mantener el nivel del Fondo en los 41.634 millones de euros con los que se cerró el pasado año, la rentabilidad anual de la hucha debería ser superior al 10%.

En la práctica, la rentabilidad acumulada anualizada a precios de mercado se situó en 2014 en el 5,06% y la rentabilidad anual conseguida por el fondo fue del 11,85%, un 2,71% superior a la del año anterior y la cifra más alta a cierre de un ejercicio desde que se creó este instrumento.

Ahora bien, la rentabilidad actual de la deuda española se sitúa en negativo en el caso del papel a seis meses y cercana al 1,3% a 10 años. El informe indica que en este contexto, si se mantiene ésta opción como vía de inversión del fondo, "es muy improbable lograr la rentabilidad adecuada para su supervivencia".

Towers Watson cree que necesario tomar medidas "con cierta urgencia" y propone tres. La primera es acelerar la puesta en marcha de las reformas de la Seguridad Social; la segunda pasa por seguir introduciendo nuevas reformas; y la tercera supone, en paralelo a las dos anteriores, buscar nuevas formas de inversión para el fondo que sean más rentables.

"Sin estas medidas, no vemos la posibilidad de revertir la evolución negativa del Fondo. Y si éste se llega a agotar, no quedará más remedio que afrontar una agresiva política de incremento de impuestos y, en paralelo, reformar asimismo la Ley que, precisamente, impide que la Seguridad Social se financie mediante impuestos", concluye el responsable del área de Previsión Social de Towers Watson España, Gregorio Gil de Rozas.