Publicado: 27.03.2016 13:19 |Actualizado: 27.03.2016 13:19

El euríbor cerrará marzo otra vez en negativo a pocos meses de su reforma

El indicador de los préstamos para vivienda quedará en el -0,015%, una tasa al que los bancos aplican un diferencial que implica que no tengan que devolver dinero. Aún así, la cuota se rebaja en algo más de 10 euros mensuales.

Publicidad
Media: 2
Votos: 2
Comentarios:
Promoción de viviendas en Madrid. EFE

Promoción de viviendas en Madrid. EFE

MADRID.- El euríbor a doce meses, el indicador más utilizado para el cálculo de las hipotecas, previsiblemente volverá a cerrar en negativo en marzo, a escasos meses de que el European Money Markets Institute (EMMI), la asociación de asociaciones bancarias europeas, cambie la forma de calcularlo.

Aunque todavía quedan varias sesiones para que finalice el mes, la tasa media de marzo se sitúa en negativo, en el -0,015%. Si se confirma ese dato al cierre de marzo, el euríbor marcará por segunda vez en su historia una tasa mensual negativa, ya que en febrero cayó al -0,008%.

Con la nueva caída del euríbor a tasas negativas, las cuotas de las hipotecas se verán rebajadas de nuevo, pero en ningún caso, los bancos devolverán dinero, según prevén los expertos. Y es que a estos créditos siempre se les aplica un diferencial que cobran las entidades que, sumado al euríbor, evitará que la banca tenga que pagar por prestar dinero.



Sobre este asunto, la semana pasada, la consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, pidió prudencia y no generar expectativas a los hipotecados, y que éstos puedan pensar que cuando les den una hipoteca, además, el banco les pagará unos intereses.

Pero justo ahora cuando el euríbor se sitúa en intereses negativos, y cuando el Banco Central Europeo (BCE) ha situado los tipos de interés en el 0%, la EMMI está ultimando un cambio en la forma de calcular el indicador, que podría entrar en vigor el próximo 4 de julio.

Según explicó el ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, en la actualidad se están haciendo pruebas y se está analizando la alternativa para pasar de un sistema de calculo que refleje las operaciones realmente realizadas en el mercado interbancario, en lugar de estimaciones del interés al que la banca está dispuesta a prestarse entre sí. "El Gobierno va a vigilar que ese posible modificación del índice no tenga ningún impacto negativo desde el punto de vista de todos los tenedores de las hipotecas en nuestro país", dijo el Ministro, que aseguró que las "pruebas que se están haciendo" arrojan que "el nuevo índice estaría en un nivel incluso inferior al que tenemos en estos momentos".

Hasta que finalmente entre en vigor el nuevo cálculo del euríbor a un año, éste mantiene la tendencia a la baja. Tras la última sesión, la tasa media y provisional del euríbor de marzo se sitúa en el -0,015%, que de confirmarse podría reducir la hipotecas en unos 124 euros anuales.

Y es que si al euríbor de marzo se le aplica un diferencia del 1%, el interés será realmente del 0,985 %. En marzo de 2015, la tasa media del euríbor se situó en el 0,212%, por lo que si se le aplica también un diferencial del 1%, el interés final fue del 1,212%.

Así, una hipoteca media de unos 100.000 euros contratada en marzo del año pasado, con un plazo de amortización de 25 años, que se revise en abril (se aplica la tasa del mes anterior), se verá reducida en unos 10,3 euros mensuales o más de 124 euros al año.

Ante la importante caída que está registrando el euríbor, que supone un freno para la rentabilidad banca, las entidades financieras están tomando medidas para proteger su negocio. Entre ellas destaca el alza del diferencial o la introducción de una cláusula cero en las hipotecas a tipo variable, que fija un interés mínimo del euríbor del 0%, que, unido al diferencial que la banca aplica, procurará al sector por lo menos cobrar por el préstamo concedido al cliente.