Publicado: 23.04.2015 11:44 |Actualizado: 23.04.2015 11:44

Europa confirma la multa de 210 millones a LG por participar en el cártel de las LCD

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea desestima el recurso de casación del fabricante que en 2010 fue condenado con otros fabricantes coreanos y taiwaneses por acordar precios y monopolizar la fabricación y distribución de las pantallas de cristal líquido.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Un teléfono móvil de LG con sistema operativo Android de Google.

Un teléfono móvil de LG con sistema operativo Android de Google.

BRUSELAS.- El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (UE) desestimó hoy el recurso de casación de la empresa LG Display y confirmó la multa de 210 millones de euros impuesta por haber participado en un cartel en el mercado de las pantallas de cristal líquido (LCD).

En 2010, la Comisión impuso a seis fabricantes coreanos y taiwaneses de pantallas LCD (el principal componente de los monitores planos utilizados en los televisores y los ordenadores) multas por un importe de 648,9 millones de euros por su participación en un cartel entre los años 2001 y 2006.

Las empresas fueron la coreana LG Display y las taiwanesas AU Optronics, Chimei innoLux Corporation, Chunghwa Picture Tubes y Hannstar Display Corporation, mientras que a Samsung Electronics se le eximió de la multa por ser la primera compañía en aportar información sobre el cartel.



Una de las sanciones más elevadas fue la impuesta LG Display, de 215 millones de euros, que posteriormente rebajó en 5 millones

Una de las sanciones más elevadas fue la impuesta LG Display, de 215 millones de euros, que posteriormente rebajó en 5 millones el Tribunal General de la UE. LG Display interpuso un recurso de casación ante el Tribunal de Justicia para conseguir una mayor reducción de la multa, pero finalmente la máxima instancia jurídica de la UE desestimó esa apelación.

La corte, con sede en Luxemburgo, recordó que el importe de la multa "se determina únicamente en función de las ventas realizadas en el mercado afectado por la infracción, con independencia de que el precio de las mismas estuviera o no influido por el cartel".

Las ventas totales de las compañías de productos que incluían pantallas LCD ascendieron a más de 7.000 millones de euros durante los cuatro años que duró el cartel, una cantidad que la CE ha tenido en cuenta a la hora de calcular las multas.