Publicado: 23.08.2016 10:10 |Actualizado: 23.08.2016 10:10

La expresidenta del Parlamento griego pide desobediencia civil para no pagar la deuda ilegítima

Éric Toussaint sostiene que es "perfectamente posible resistir a los acreedores",  y que los gobiernos tiene la "obligación moral" de desobedecerlos

Publicidad
Media: 4
Votos: 4
Comentarios:
El profesor Éric Toussaint, el periodista Alberto Pradilla, y la expresidenta del Parlamento griego y fundadora del partido Course to Freedom, Zoé Konstantopoulou, en el Foro Social del Rototom Sunsplash. ROTOTOM 2016/ LUCA VALENTA

El profesor Éric Toussaint, el periodista Alberto Pradilla, y la expresidenta del Parlamento griego y fundadora del partido Course to Freedom, Zoé Konstantopoulou, en el Foro Social del Rototom Sunsplash. ROTOTOM 2016/ LUCA VALENTA

BENICÀSSIM (Castellón).- La expresidenta del Parlamento griego y fundadora del partido Course to Freedom, Zoé Konstantopoulou, ha abogado este lunes en el Foro Social del Rototom Sunsplash por impulsar un movimiento nuevo de desobediencia civil para que los pueblos "no paguen la deuda pública que no es suya y que no han generado".

Konstantoupoulou ha hecho estas declaraciones durante el debate titulado Frente a la deudocracia, libertad y dignidad, que ha contado también con la participación del profesor Éric Toussaint y que ha estado moderado por el periodista Alberto Pradilla. Ambos ponentes han analizado la generación de las deudas públicas en países europeos y también en latinoamericanos por causas ajenas a la población y la obligación posterior de tener que hacerse cargo de ellas y la repercusión en las economías nacionales y las políticas sociales.



Konsttantopoulou ha explicado la situación griega y cómo en 2008 los políticos del país proclamaban que su economía era fuerte, pero en 2010 "los mismos que dijeron que la economía era inmune aseguraron que el país estaba al borde de la bancarrota, por lo que había que someterse a recortes y pagar impuestos altos para hacer frente a la deuda".

Entonces, el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Unión Europea (UE) y el Banco Central Europeo (BCE), ha dicho la política, "se convirtieron en acreedores de la deuda a cambio de medidas de austeridad". Se tomaron, ha asegurado, "medidas atroces" que constituyeron "un ataque a la población, un genocidio social y un crimen contra la humanidad" y además, ha asegurado

La expresidenta del Parlamento griego y fundadora del partido Course to Freedom, Zoé Konstantopoulou, en el Foro Social del Rototom Sunsplash. ROTOTOM 2016/ LUCA VALENTA

La expresidenta del Parlamento ha dicho que los griegos "sabían muy bien que no habían vivido por encima de sus posibilidades y empezaron a movilizarse y reclamar no pagar esa deuda".

Llegó entonces el gobierno de Syriza, y ella ocupó el puesto de presidenta del Parlamento, pero lo abandonó ante la aceptación del gobierno de Tsipras del tercer rescate ante los acreedores. La situación ahora, ha argumentado, es que "los griegos se niegan a someterse a la deuda ilegal, odiosa e ilegítima".

El actual gobierno de Alexis Tsipras, ha dicho "dice que no tiene alternativa y está tomando las medidas más liberales posibles, vendiendo todo e inventando y reinventando impuestos que no existían y además no hace frente a la deuda".

Por ello, para Konstantopoulou es necesario luchar contra esa estrategia y hay que ser claro sobre nuestros derechos y objetivos y reconocer el derecho de la gente a no pagar una deuda que no es suya, algo que defiende su partido Course for Freedom.

El profesor Éric Toussaint, el periodista Alberto Pradilla, y la expresidenta del Parlamento griego y fundadora del partido Course to Freedom, Zoé Konstantopoulou, en el Foro Social del Rototom Sunsplash. ROTOTOM 2016/ LUCA VALENTA

El profesor Éric Toussaint, el periodista Alberto Pradilla, y la expresidenta del Parlamento griego y fundadora del partido Course to Freedom, Zoé Konstantopoulou, en el Foro Social del Rototom Sunsplash. ROTOTOM 2016/ LUCA VALENTA

Por su parte, el portavoz del Comité por la abolición de las deudas ilegítimas, Éric Toussaint ha hablado del concepto "deuda ilegítima", considerada aquella ya no solo con los países del "mal llamado", Tercer Mundo, sino "la de las 300.000 familias españolas expulsadas por los bancos de sus casas, la de los estudiantes estadounidenses o británicos con los bancos, la de los campesinos de la India o la de las mujeres de Marruecos o Bangladesh manipuladas con microcréditos abusivos y usureros".

Toussaint ha hablado de dos casos de deudas públicas, el de Ecuador y el de slandia. En ambos países, ha explicado, el pueblo "se negó a pagar esa deuda" y "las amenazas de represalias finalmente no llegaron". Se ha referido así a la deuda "ilegítima, ilegal, odiosa e insostenible" de Grecia y se ha mostrado convencido de que ese tipo de deuda "no se paga".

"Hay obligación moral de los gobiernos de desobedecer a los acreedores cuando reclaman una deuda ilegítima" y es "perfectamente posible resistir a los acreedores", ha aseverado el profesor. Por ello ha abogado por convencer a los países sometidos por deudas ilegítimas a "movilizarse para forzar a los políticos y los poderes públicos a adoptar otra política con respecto a la deuda".