Público
Público

El expresidente de Abengoa acusa al Santander de provocar la crisis de la empresa

Felipe Benjumea dice que el banco de Ana Botíon, al forzar su cese, provocó la caída de las acciones y que se frustraran las medidas para la viabilidad de la compañía andaluza y evitar el concurso de acreedores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El expresidente de Abengoa Felipe Benjumea, a su llegada a la Audiencia Nacional, para el juicio por el cobro de indemnizaciones millonarias. EFE/ Fernando Villar

El expresidente de Abengoa Felipe Benjumea ha reiterado hoy que al forzar su cese, el Santander provocó la caída del valor de las acciones y la interrupción de los contratos de aseguramiento y de las líneas de liquidez precisas para acometer una ampliación de capital, asegurar su viabilidad y evitar el concurso.

Versión que ha apoyado la expresidenta de la Comisión de Nombramientos y Retribuciones Mercedes Gracia, quien ha asegurado que la compañía preparó el cese de Benjumea en contra de su propia voluntad, ya que nadie quería que se marchara, al ser una condición del Santander para apoyar el aumento de capital.

Benjumea, acusado de administración desleal y para el que el fiscal solicita cinco años de prisión, ha achacado al director general de Santander España, Rodrigo Echenique, toda la responsabilidad por la entrada en preconcurso, en noviembre de 2015, de la multinacional Abengoa, especializada en el sector de energía y medioambiente, al forzar su cese en septiembre de ese año.

relato de Benjumea se ha remontado a agosto de 2015, cuando la sociedad decidió acometer una ampliación de capital para la que contaba con suficiente liquidez y con las garantías de contratos de aseguramiento necesarios.

En el Consejo de Administración del 13 de septiembre se aprueba "todo lo necesario" para garantizar el contrato de aseguramiento de la ampliación de capital, así como cuestiones de gobierno corporativo, con el acuerdo de los bancos; sin embargo, un día después Echenique, le hace saber que el Santander no participaría en la operación si Benjumea permanece como presidente.

Por ello, ha explicado Benjumea, presenta su renuncia como presidente y es cesado como consejero, lo que inmediatamente provoca la desconfianza del mercado y una fuerte caída del precio de los títulos de Abengoa en bolsa.

Lo que ocurre a continuación, ha dicho, es que algunos de los bancos que se habían comprometido a respaldar la ampliación de capital dan un paso atrás, al haber cambiado de forma tan drástica las condiciones previas.

ello "abocó" a Abengoa a solicitar el preconcurso de acreedores en noviembre, cuando pocos meses antes gozaba de una sólida posición y del respaldo de otras entidades financieras como HSBC o Crédit Agricole.

respecto, Benjumea ha subrayado que Santander había aprobado a finales de junio todas las operaciones de riesgo con Abengoa, hasta el punto de conceder a la empresa líneas de crédito por 270 millones de euros, por lo que el drástico "cambio de opinión de la entidad financiera nos pareció poco riguroso".

En términos similares, se ha manifestado Mercedes Gracia, que ha matizado que la labor de la Comisión de Nombramientos era únicamente "informar al Consejo" al carecer de potestad "para aprobar nada", incluidas las condiciones de los contratos mercantiles suscritos por la antigua cúpula.

éstos, ha asegurado que dicho órgano constató que contenían un paquete de retribución que "estaba en la parte más baja del mercado", y ha reconocido que decidieron "mejorar" los contratos con cláusulas, como la de no competencia, que "beneficiaba a la compañía" por lo que "no haberla incluido habría sido una negligencia".

Gracia, para quien la Fiscalía pide tres años y medio de prisión, ha destacado que las cuentas del primer semestre de 2015 "eran muy buenas", y ha atribuido la precaria situación de Abengoa a la fallida ampliación de capital, la cual era "completamente necesaria poder seguir siendo un referente en las energías renovables".

La Audiencia Nacional comenzó ayer el juicio contra la antigua cúpula de Abengoa, entre ellos Benjumea y el ex consejero delegado Manuel Sánchez Ortega, por presunta administración desleal, al haber acordado pagos de 11,4 y 4,5 millones de euros, respectivamente, en concepto de indemnización por su cese anticipado.

Ello, según la Fiscalía, a sabiendas de que la compañía "ya atravesaba una grave crisis".

También ha intervenido hoy el ex consejero delegado de la compañía Manuel Sánchez Ortega, que ha defendido que la contabilidad en la época "estaba impecable" y ha negado que Abengoa realizara ajustes en las cuentas de 2014 y 2015, pues "no sufrieron ni una sola variación".