Público
Público

La fabricante de 'Koipesol' y 'Carbonell' presenta un nuevo ERE para el 14% de su plantilla

El grupo aceitero español Deoleo despedirá a 95 trabajadores de sus centros de Alcolea, Andújar y Rivas Vaciamadrid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Línea de embotellado en la fábrica de Carbonell en Córdoba. EFE

MADRID.- El grupo aceitero español Deoleo (el fabricante de marcas como Koipesol y Carbonell en España, y de Bertolli o Carapelli en Italia) anunció el jueves un nuevo recorte de plantilla tan solo tres meses después de llevar a cabo un Expediente de Regulación de Empleo (ERE).

En esta ocasión, Deoleo despedirá a aproximadamente 95 trabajadores, lo que supone un 14% de la plantilla total de las sociedades que componen el grupo frente al 18% que redujo en octubre, que afectará a los centros de Alcolea (Córdoba), Andújar (Jaén) y Rivas Vaciamadrid (Madrid), según ha informado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En una nota al regulador, la multinacional aceitera achacó la decisión a su plan de concentrar la producción en sus plantas de Alcolea (Córdoba) y Tavarnelle (Italia) tras haber vendido su fábrica de Málaga y cerrado otra en Italia.

La firma española anunció en octubre del año pasado la venta por siete millones de euros de la planta de Antequera a Dcoop y el cierre de la planta de Inveruno (Milán). Junto a la desinversión de la planta de Antequera, la dirección de la firma aceitera presentó ante el Ministerio del Lavoro transalpino el expediente relativo al cierre de la planta de Inveruno, que afectaba a 98 trabajadores.

Deoleo, líder mundial en el mercado marquista de aceite de oliva con una cuota de mercado del 10%, lleva varios trimestres sufriendo unos precios históricamente altos del aceite de oliva que han disparado su ratio de endeudamiento y le han hecho incurrir en pérdidas. 

La compañía aceitera cerró el ejercicio 2015 con unas pérdidas de 61,3 millones de euros, mientras que logró una facturación de 817,3 millones de euros, un 5,7% más que en 2014. El resultado bruto de explotación (Ebitda) cayó un 56,3%, hasta los 35,6 millones, debido a la elevada volatilidad de los precios de las materias primas, lo que ha tenido un efecto negativo en las ventas, fundamentalmente en los mercados maduros, España e Italia.