Publicado: 26.10.2016 11:42 |Actualizado: 26.10.2016 20:34

FCC entra de nuevo en números rojos y pierde 179 millones hasta septiembre por su filial cementera

La constructora acudirá a la ampliación de capital de Realia con una inyección de 53 millones

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Sede de FCC. E.P.

Sede de FCC. E.P.

MADRID.- FCC registró una pérdida neta de 179,4 millones de euros al cierre de los nueve primeros meses del año, con lo que vuelve a entrar los números rojos tras cerrar con ganancias la primera mitad del año, debido fundamentalmente al ajuste de valor realizado en la filial Cementos Portland.

El deterioro de esta filial responde a su vez al "retraso en el proceso de recuperación del sector cementero en España provocado por el nuevo retroceso de la inversión pública registrado este año".



Los ingresos de la compañía controlada Carlos Slim cayeron un 8,6% entre los pasados meses de enero y septiembre, hasta los 4.380 millones de euros. No obstante, el beneficio bruto de explotación (Ebitda) progresó un 3,4%, hasta sumar 613 millones, gracias al aumento de los márgenes y del incremento de rentabilidad en el negocio de servicios medioambientales.

En el plano financiero, al cierre del tercer trimestre, FCC había recortado un 23,7% su endeudamiento financiero neto, hasta los 4.176 millones de euros, gracias a las medidas de reducción de pasivo, la venta de activos y la política de contención de gastos.

En la actualidad, la compañía de construcción y servicios que preside Esther Alcocer Koplowitz negocia con sus bancos la refinanciación del grueso de esta deuda.

El consejero delegado de FCC asegura que Slim tiene la estrategia "bien definida" y el grupo va por "el camino correcto"

FCC ha centrado su estrategia a corto plazo en continuar "ajustando" gastos y "optimizar al máximo" su estructura de deuda y su coste, actualmente del 4,5%, y sus fuentes de financiación, según indicó el director de Mercados y Control de Gestión y Presupuesto de FCC, Miguel Coronel. La compañía controlada por Carlos Slim está actualmente "trabajando y avanzando" en estos objetivos, añadió el directivo en referencia al proceso de reestructuración que tiene abierto sobre 3.310 millones de euros de deuda que vence en 2018, el grueso (el 75%) del pasivo total.

FCC ha reducido ya en un 23,7% su endeudamiento financiero neto en el último año, de forma que a cierre de septiembre se situó en 4.176 millones de euros, gracias a las medidas de saneamiento y refinanciación realizadas en las últimos meses. Entre ellas destaca la liquidación del grueso de un tramo de deuda de unos 400 millones que devengaba un alto interés y la recompra de una emisión de bonos por un importe similar.

Con la refinanciación en marcha, la constructora pretende amortizar el saldo de que resta de dicho tramo de deuda y el resto de la deuda refinanciada en 2014, por la que paga un interés de Euríbor más entre un 3% y 4%.

La reducción de deuda, junto a la recuperación del beneficio bruto de explotación (Ebitda) y la vuelta a beneficios, constituyen las condiciones necesarias para que FCC pueda recuperar el dividendo, suspendido en 2013.

Estructura sana

En paralelo, en el plano operativo, la compañía "continúa trabajando" en ajustar gastos y generar sinergias "para que no existan duplicidades y se trabaje cada de vez de forma más integrada", según aseguró el consejero delegado del grupo, Carlos Jarque.

"Con todo ello buscamos que FCC tenga una estructura sana, más productiva e innovadora, y siga así siendo un referente mundial en todas sus áreas de negocio", añadió.

"La dirección y la estrategia de la compañía están bien definidas y vamos por el camino correcto", sentenció el primer ejecutivo de la compañía también participada por Esther Koplowitz durante la presentación a analistas de los resultados trimestrales.

El consejero delegado de FCC, Carlos Jarque. E.P.

De otro lado, el director de Mercados y Control de Gestión y Presupuestos de FCC indicó que la compañía acudirá a la nueva ampliación de capital de 145 millones de euros lanzada por Realia, inmobiliaria en la que el grupo inyectará unos 53 millones de euros en función de la participación del 36,8% que tiene en la empresa.

Realia, inmobiliaria controlada por Carlos Slim y FCC, grupo del que el mexicano también es primer accionista, ha anunciado una nueva ampliación de capital para continuar reforzando su balance y financiar el relanzamiento de su actividad de construcción y venta de viviendas.

La operación cuenta con derecho de suscripción preferente, con lo que, además de FCC, se espera que también Slim acuda a la ampliación con el importe que le corresponde en función de la participación del 30% que tiene directamente en la empresa, esto es, unos 43 millones de euros.

De esta forma, el magnate mexicano dará una nueva muestra de su compromiso con la inmobiliaria, después de que ya inyectara capital e incluso garantías en las ampliaciones que Realia lanzó el pasado año para sanearse y garantizar su viabilidad.

En virtud de la nueva ampliación de capital, Realia emitirá 184,05 millones de nuevas acciones, a 0,80 euros cada una. Este precio que arroja un descuento del 14,4% respecto al cierre de Realia en Bolsa la víspera (0,935 euros por título), si bien ha sido ya prácticamente igualado por el mercado.