Publicado: 27.01.2016 21:11 |Actualizado: 29.01.2016 14:42

La Fed deja sin cambios los tipos de interés en EEUU, después de la subida de diciembre

La entidad avisa que la evolución de la economía norteamericana "se ha ralentizado"

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Un hombre camina por la nieve caida con el último temporal en EEUU, frente al edificio de la Reserva Federal en Washington. REUTERS/Jonathan Ernst

Un hombre camina por la nieve caida con el último temporal en EEUU, frente al edificio de la Reserva Federal en Washington. REUTERS/Jonathan Ernst

WASHINGTON.- El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) de la Reserva Federal estadounidense (Fed) ha decidido mantener los tipos de interés en un rango objetivo de entre el 0,25% y el 0,50%, donde se sitúan desde el pasado mes de diciembre, según ha informado en un comunicado.

De esta manera, los miembros del Comité presidido por Janet Yellen han optado por no tocar los tipos de interés este mes, tal y como esperaba el mercado, que apuesta por observar la evolución de la economía global y los mercados para determinar si finalmente se producirán nuevas subidas a lo largo de este año. A este respecto, el comunicado del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) de la Fed ha reiterado que "espera que las condiciones económicas evolucionarán de una manera que exija solo incrementos graduales".



La Fed ha destacado que desde su pasada reunión de diciembre, en la que decidió subir los tipos de interés por primera vez en nueve años, el crecimiento de la economía estadounidense se ha "ralentizado", aunque ha subrayado que pese a estas condiciones el mercado laboral ha continuando mejorando.

En el comunicado al cierre de su reunión de dos días sobre política monetaria, la Fed ha remarcado, además, que espera que "la inflación se mantenga baja en el corto plazo, en parte debido a mayores descensos en los precios de la energía", y lejos aún del objetivo del 2% a medio plazo marcado.

El organismo dirigido por Janet Yellen ha evitado ofrecer referencias concretas a la reciente volatilidad registrada en los mercados tanto en EEUU como en China, aunque indicó que "está vigilando de cerca los acontecimientos económicos y financieros globales".

La votación sobre el comunicado se saldó de manera unánime con diez votos a favor y ninguno en contra.