Publicado: 17.12.2014 22:55 |Actualizado: 17.12.2014 22:55

La Fed no planea subir los tipos de interés, al menos, hasta mediados del próximo año

La presidenta del banco central de EEUU, Janet Yellen, espera que la caída del crudo actúe "como una bajada de impuestos que puede impulsar el gasto".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
La presidenta de la Reserva Federal de EEUU, Janet Yellen. REUTERS

La presidenta de la Reserva Federal de EEUU, Janet Yellen, en la rueda de prensa tras la reunión del reunión del Comité Federal de Mercado Abierto. REUTERS

WASHINGTON.- La presidenta de la Reserva Federal (Fed), Janet Yellen, ha señalado que el banco central estadounidense no tiene previsto elevar los tipos de interés el "al menos las próximas dos reuniones" de la institución, que se celebrarán en los meses de enero y marzo.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC), Yellen rehusó dar un calendario concreto sobre la primera subida de tipos y recalcó que ninguna reunión del Comité está "fuera de la mesa" si mejoran las condiciones económicas más rápido de lo previsto.



Yellen dice que las condiciones para una subida de tipos podrían ser apropiadas "a mediados del próximo año"

En este sentido, añadió que algunos miembros del FOMC piensan que las condiciones para una subida de tipos podrían ser apropiadas "a mediados del próximo año", pero incidió en que no hay un calendario preestablecido y existe una variedad de opiniones sobre cuando se darán esas condiciones.

Asimismo, Yellen insistió en que la normalización de la política monetaria será gradual y dependerán de los datos que se vayan conociendo, aunque no vio probable que se lleve a cabo una secuencia como la registrada a principios de los 2000 en la que los tipos aumentaban 25 puntos básicos cada reunión.

El petroleo presiona a la baja la inflación

Por otro lado, la presidenta de la Fed resaltó que los efectos de la caída de los precios del crudo en la inflación son "transitorios", pero presionarán a la baja la inflación durante un tiempo.

Yellen admitió que la bajada de los precios del petróleo es en su conjunto positiva para Estados Unidos, ya que pese al aumento de producción sigue siendo un país importador, y es positiva para las familias, porque gastan menos en energía. "En este sentido es como una bajada de impuestos que puede impulsar el gasto", agregó.

Nuevo lenguaje

Por otro lado, Yellen destaca que el cambio en el lenguaje del comunicado posterior a la reunión del Comité no supone ningún cambio en las intenciones políticas de la institución y es coherente con su orientación anterior sobre la evolución futura de la política monetaria.

El comunicado recogía por primera vez la Fed será "paciente" a la hora de normalizar la política monetaria, aunque ya defendía en él que esta afirmación es coherente con su discurso habitual de que sería apropiado mantener los tipos en el actual nivel durante un tiempo "considerable" después de que concluyera en octubre el programa de compra de deuda.

Preguntada por un posible contagio de la crisis económica de Rusia, Yellen, Yellen apuntó que los vínculos financieros y comerciales de Estados Unidos con el país son "relativamente pequeños", y remarca que Europa está más expuesta dada su dependencia del crudo y el gas del país.