Publicado: 23.07.2015 15:46 |Actualizado: 23.07.2015 15:46

El fiscal pide 21 años para el Madoff español por estafa a 180.000 personas

Daniel Campos acusa a Germán Cardona de delitos continuados de estafa y falsedad en documento mercantil, uno de blanqueo de capitales y otro asociación ilícita.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El fiscal pide 21 años para el Madoff español por estafa a 180.000 personas

El fiscal pide 21 años para el Madoff español por estafa a 180.000 personas

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha reclamado 21 años de prisión para el exresponsable de Finanzas Forex Germán Cardona Soler, conocido como el "Madoff español", por la estafa piramidal con la que se defraudaron más de 350 millones de euros y que afectó a más de 180.000 personas.

En su escrito, el fiscal Daniel Campos acusa a Cardona de delitos continuados de estafa y falsedad en documento mercantil, uno de blanqueo de capitales y otro asociación ilícita, y reclama también penas de cárcel para otros tres acusados por poner en marcha un "sistema defraudatorio capaz de afectar a un elevadísimo número de personas" con el que "enriquecerse ilícitamente".

Cardona fue el "promotor y máximo responsable" de esa estructura, que se prolongó entre 2007 y 2010, en la que Santiago Fuentes, para el que reclama ocho años de prisión, ejerció de "principal captador" de las posibles víctimas.

Mientras, las otras dos acusadas, María Lina Mantilla y María Marta Vallejo, para las que pide siete años de prisión, se encargaban de reinvertir las ganancias ocultando la procedencia ilícita y la titularidad real de los activos.



Dicha estructura era Evolution Market Group (EMG), cuyo nombre comercial era Finanzas Forex, domiciliada en Panamá y presidida por Germán Cardona, desde la que ofrecían inversiones en el mercado de divisas asegurando una rentabilidad de entre el 10 % y el 21 %, "sin que en realidad existiera ninguna actividad comercial o financiera que produjera rentabilidad alguna". A los inversores se les informaba "falsamente" que con el dinero depositado se operaría en el mercado de divisas Forex, pero en lugar de ello los fondos se utilizaron a los gastos de funcionamiento de EMG, "a convenciones internacionales" para captar nuevos clientes o a adquisiciones patrimoniales de los acusados.

De esta forma, cuando los afectados trataban de recuperar su dinero, eran "invitados a cobrar las cantidades que les correspondían mediante la incorporación de nuevas personas a las que traspasarían sus saldos acreedores". Como parte de "la puesta en escena", Cardona estableció una relación comercial con el "broker" suizo Dukaskopy Bank entre 2007 y 2008, en el que el "Madoff español" abrió allí catorce cuentas personales y otra a nombre de EMG.

También ofertaba a sus clientes la posibilidad de convertirse en promotores mediante la captación de nuevos inversores, por cada uno de los cuales recibirían una comisión en función de las cantidades ingresadas. Para mantener el engaño, Cardona facilitaba a sus víctimas a través de internet extractos de movimientos ficticios y certificados de inversión con sus ganancias, todas "irreales".

El progresivo aumento de la pirámide hizo que en marzo de 2011, cuando Finanzas Forex cesó su actividad, el número de afectados alcanzara los 174.860, procedentes de 110 países distintos, y que invirtieron un total de 390,7 millones de dólares (350 millones de euros). Una vez obtenidos los fondos de sus clientes, Cardona procedió a reinvertirlos mediante numerosas operaciones inmobiliarias, bien a título individual o bien junto a las otras dos acusadas que fueron su pareja sentimental, o también valiéndose de su entramado societario.

Solo con la mercantil FBEX Promo Inmobiliaria, el acusado realizó operaciones de compraventa de inmuebles por valor de 24 millones. Por todo ello, el fiscal pide asimismo el decomiso de todos sus bienes hasta alcanzar la cuantía estafada, incluyendo los 294 lingotes de oro de su propiedad valorados en 128 millones de euros y que fueron intervenidos por el Gobierno estadounidense.