Público
Público

FMI El FMI insta a cerrar más sucursales para la consolidación del sistema bancario español

El organismo internacional pide reforzar el papel del Banco de España y completar la privatización de Bankia. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una mujer pasa por delante de sendas sucursales de Banco Santander y Banco Popular en Barcelona. REUTERS/Albert Gea

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha solicitado este viernes una mayor consolidación y diversificación del sistema financiero español, que incluya el cierre de más sucursales, para abordar y superar el actual escenario de baja rentabilidad bancaria.

El pasado julio hizo públicas las conclusiones preliminares del Programa de Evaluación del Sector Financiero (FSAP, según sus siglas en inglés) del FMI, elaborado cada cinco años por el organismo internacional. El informe no aborda el conflicto catalán, puesto que se elaboró antes de verano.

En el documento, la institución que dirige Christine Lagarde sostiene que para superar "una rentabilidad estructuralmente débil", los bancos españoles deberían explorar más oportunidades de consolidación y diversificación.

Según el FMI, estas opciones de consolidación podrían incluir cambios en los modelos de negocio, fusiones y una mayor reducción en el cierre de oficinas. En opinión del organismo, el número de oficinas bancarias en España sigue siendo "elevado" en comparación con Europa, a pesar de los cierres efectuados a raíz de la crisis.

Problemas de solvencia en "unas pocas" entidades

Además, la institución con sede en Washington cree que la banca española se beneficiaría de un incremento de sus niveles de capital de máxima calidad, ya que los test de estrés realizados por el FMI en el marco de este programa detectan que "unas pocas" entidades con importancia sistémica en España tendrían problemas de solvencia ante un escenario "muy adverso".

El escenario "muy adverso" del FMI contempla algunos elementos de la crisis bancaria de 2012 -como una recesión del 1,7% en 2017 y del 2,4% en 2018 y unos niveles de paro muy superiores a los actuales (en torno al 22%), entre otros factores macroeconómicos- con una ralentización del crecimiento en los países donde tienen negocio los bancos españoles. 

En este contexto, la ratio de capital CET1 'fully loaded' media de los 14 bancos españoles con importancia sistémica caería del 10,9% actual hasta el 7,4%, originando problemas de solvencia a "unas pocas" entidades. En cambio, según los resultados del FMI, ninguna entidad "menos significativa" tendría problemas de capital bajo este examen.

Además, la institución avisa de que ante unas condiciones de financiación "muy adversas", un número "significativo" de entidades se enfrentaría a problemas de liquidez. En cualquier caso, no precisa, sobre cuáles serían los bancos afectados.

Por estos motivos, el FMI cree que incrementar los niveles de capital ayudaría a la banca a sortear posibles incrementos en los tipos de interés y en la rentabilidad de los bonos soberanos.

"Dado el carácter comercial de los bancos españoles, la calidad del capital y los costes asumirán una gran importancia en un contexto en el que las entidades adoptan un enfoque estratégico dirigido a la digitalización y a la competencia con otros servicios financieros alternativos", señala el organismo en el informe.

Reformar la supervisión y reforzar el papel del BdE

Con todo, las cuatro recomendaciones principales que realiza el FMI en el FSAP son sanear de forma acelerada los activos heredados de la crisis, mejorar la rentabilidad y los niveles de capital de los bancos, gestionar con rigor los riesgos de liquidez y tipos de interés y reformar el marco institucional de supervisión financiera.

En relación a este último aspecto, el FMI considera que España necesita una base institucional "más sólida" para gestionar de forma "efectiva" los desafíos estructurales y macroprudenciales de su sistema financiero español que cada vez tiene más presencia en el exterior.

Por ello, recomienda, entre otras cuestiones, reforzar el papel del Banco de España asegurando que todos los aspectos de supervisión prudencial que no se incluyen en el mandato del Mecanismo Único de Supervisión (MUR) estén bajo su control "exclusivo o prevaleciente".

Además, recomienda establecer un "Consejo de Riesgo Sistémico" en el que tengan presencia el Banco de España, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSyFP), y el Tesoro, para monitorizar y actuar de forma integral sobre actividad financiera en España.

Para la institución, este consejo, que sería garante de la estabilidad financiera doméstica, debería presidirlo el gobernador del Banco de España. 

Completar la privatización de Bankia

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha instado al Gobierno a completar en los plazos previstos la privatización de Bankia, entidad en la que el Estado dispone de una participación del 67% a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

En el Programa de Evaluación del Sector Financiero considera que la fusión de Bankia con Banco Mare Nostrum (BMN) "abre el camino" para que la privatización se complete antes de finales de 2019.

"Las experiencias de otros países han demostrado que las privatizaciones bancarias pueden tardar más de 24 meses", advierte el FMI, que recomienda por ello la contratación temprana de un banco de inversión o una firma de consultoría que asista el proceso.

En cambio, el FROB ya contrató a finales de julio al banco de inversión japonés Nomura para que le asesore en el proceso de privatización de Bankia durante los próximos dos años y medio.

En este sentido, el ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, anunció este verano que el Estado estaba estudiando colocar una participación de entre el 7% y el 9% este año.

No obstante, la tensión política y económica en Catalunya a raíz de la celebración del referéndum ilegal del pasado domingo ha generado incertidumbre en los mercados y ha obstaculizado la privatización de Bankia que tendrá que esperar a la resolución del conflicto catalán, como ha reconocido Guindos en una entrevista con Reuters.

Caso Popular

Además, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha afirmado que la experiencia con el caso Popular demuestra que la rapidez "está en la esencia" a la hora de resolver los bancos cotizados "más débiles".

"La experiencia con Banco Popular demuestra lo repentinamente que los problemas subyacentes pueden convertirse en pérdidas terminales de liquidez, subrayando que la rapidez está en la esencia de la resolución de bancos cotizados más débiles", según el FMI.

El FMI apunta, también, que en el caso de resolución de un banco son "críticos" el papel de la coordinación y la comunicación, así como herramientas de supervisión y resolución "adecuadas".