Publicado: 19.01.2016 11:30 |Actualizado: 19.01.2016 13:02

El FMI mejora las previsiones de PIB para España en 2016 y 2017 mientras revisa a la baja las del mundo

El organismo internacional rebaja sus estimaciones de crecimiento de la economía mundial por tercera vez en menos de un año por la situación de China y de los países emergentes

Publicidad
Media: 3.40
Votos: 5
Comentarios:
La directora gerente del FMI, Chritine Lagarde, conversa con el ministro de Economía español, Luis de Guindos, en una reunión del Eurogrupo en Bruselas. REUTERS

La directora gerente del FMI, Chritine Lagarde, conversa con el ministro de Economía español, Luis de Guindos, en una reunión del Eurogrupo en Bruselas. REUTERS

WASHINGTON/LONDRES.- El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha revisado el martes al alza las previsiones de crecimiento para España para los años 2016 y 2017, en una actualización de sus estimaciones para la economía mundial. Así, espera ahora que el PIB español crezca un 2,7% en 2016 y un 2,3%, es decir 0,2 y 0,1 puntos porcentuales más, respectivamente, que en las anteriores estimaciones emitidas en octubre.

El Gobierno español cree que la debilidad del precio del petróleo, que está en torno a niveles de 2003, podría beneficiar a la economía española este año, sumando 0,5 puntos porcentuales adicionales al PIB, según indicó el lunes el ministro de Economía, en funciones Luis de Guindos. Hasta ahora, el cuadro macroeconómico del Ejecutivo contempla un crecimiento del 3% para este año, y del 2,9% para el próximo. Las previsiones de la Comisión Europea, por su parte, apuntan un PIB del 2,7% en 2016, en línea con las nuevas cifras del  FMI.  



La publicación de la mejora de las previsiones del FMI se produce con un Gobierno en funciones, y pendientes de que se despeje el panorama político tras los resultados de las elecciones del pasado 20 de diciembre. Por ello, el Fondo Monetario Internacional (FMI) recomendó hoy buscar una "pronta resolución" a la situación de incertidumbre política para asentar el crecimiento económico del país.

El Fondo recomienda buscar una "pronta resolución" a la  incertidumbre política en España para asentar el crecimiento económico

En una rueda de prensa en Londres, el economista jefe y director del departamento de investigación del FMI, Maurice Obstfeld, ha alabdo las reformas aplicadas en España pero alertó de que la inestabilidad política "podría afectar" a la evolución de la economía. "Una pronta resolución de la incertidumbre política sería positiva para España", ha señalado el experto del organismo internacinal.

El PIB español se desmarca del pesimismo generalizado en la actualización de previsiones del FMI y es junto al alemán el único que es revisado al alza. Además, las cifras del organismo coloca Españan como la economía avanzada con mayor crecimiento en 2016 y la segunda de 2017, sólo por detrás del 2,6% previsto para EEUU.

China sigue a la baja

Asimismo, los precios del petróleo más bajos ayudarán a apoyar el consumo privado en Europa, por lo que el FMI dijo que añadía un 0,1 punto porcentual a las previsiones de crecimiento de la zona euro para 2016, situándolas en un 1,7%, nivel que mantiene para 2017.

En cambio, el FMI ha recortado sus previsiones de crecimiento mundial por tercera vez en menos de un año, citando una abrupta ralentización en el comercio chino y la debilidad de los precios de las materias primas que están afectando a Brasil y otros mercados emergentes. Calcula que el PIB global crezca un 3,4% en 2016 y un 3,6% en 2017, unas 0,2 puntos porcentuales menos que en las estimaciones de octubre.

Las nuevas previsiones económicas mundiales llegan mientras los mercados financieros están sufriendo turbulencias por los temores sobre la ralentización de la economía china y el hundimiento de los precios del petróleo.

El FMI mantuvo sus anteriores previsiones de crecimiento de China de un 6,23% en 2016 y un 6% en 2017, que  representa una ralentización desde el 6,9% en 2015 (su ritmo más bajo en 25 años) y el 7,3% en 2014. Pero el organismo ha advertido que una ralentización más profunda de la demanda en China continuaba siendo un riesgo para el crecimiento mundial y unas importaciones y exportaciones chinas más débiles de lo esperado pesaban mucho sobre otros mercados emergentes y exportadores de materias primas.

"No vemos grandes cambios en los fundamentales en China en comparación con lo que vimos hace seis meses, pero los mercados se están asustando por acontecimientos muy pequeños allí que encontramos difíciles de interpretar" dijo el asesor económico del FMI Maurice Obstfeld en un comunicado grabado en vídeo.

La agitación continua en los mercados también podría arrastra a la baja a las previsiones de crecimiento y provoca más aversión al riesgo y depreciaciones de divisas en los países emergentes, dijo el FMI en su informe. Dijo que otros riesgos incluían una mayor apreciación del dólar y una escalada de las tensiones geopolíticas.

Brasil sigue encaminado a la recesión en 2016, con el PIB contrayéndose un 3,5 por ciento, una caída del 2,5 por ciento respecto a las previsiones anteriores, y no habrá crecimiento en 2017, ya que la mayor economía de América Latina brega con una menor demanda china.

El Fondo dijo que las perspectivas de una aceleración del PIB de EEUU se apagaban al ganar peso la fortaleza del dólar en fabricación y el recorte de las inversiones en energía por la caída del precio del petróleo. Ahora prevé un crecimiento del 2,6 de EEUU para 2016 y 2017, un 0,2 puntos porcentuales menos en ambos casos que en octubre.

En Europa, los precios del petróleo más bajos ayudarán a apoyar el consumo privado, así que el FMI dijo que añadía un 0,1 punto porcentual a las previsiones de crecimiento de la zona euro para 2016, situándolo en un 1,7 por ciento, nivel que mantiene para 2017.

Obstfeld dijo que el FMI alentaba que la política monetaria continuara siendo expansiva en algunas zonas, como Japón y Europa. "Donde exija margen fiscal y más gasto en infraestructura es algo que debería estar sobre la mesa", dijo. 

Etiquetas