Público
Público

Fomento adelanta una reducción de la oferta de trenes regionales de Renfe

La compañía recibe una subvención anual de 500 millones para este servicio, que redujo un 2,7% el número de viajeros en 2016

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, comparece en la Comisión de Fomento del Senado a petición propia, para informar de las líneas generales y objetivos de su departamento. EFE/Kiko Huesca

MADRID.- El Ministerio de Fomento revisará a lo largo de este año la actual oferta de trenes de Media Distancia de Renfe, los que realizan trayectos regionales por las vías convencionales, con el fin de introducir las "modificaciones oportunas" en 2018, según indicó el titular del Departamento, Íñigo de la Serna.

El ministro abrió así la puerta a un eventual nuevo ajuste de este servicio ferroviario, al indicar que, junto con los de Cercanías, cuestan anualmente al Estado unos 500 millones de euros, un importe que Renfe recibe en forma de subvención.

Los trenes regionales convenciones de Renfe transportan actualmente unos 23,30 millones de viajeros al año, si bien son los únicos de la compañía que redujeron el número de viajeros en 2016. Durante el pasado año perdieron 643.000 usuarios (el 2,7%) en comparación con 2015. Este descenso se suma a los que vienen registrando en los últimos años, de forma que desde 2008 han perdido 5,4 millones de viajeros.

En su balance de 2016, Renfe atribuyó la caída de este servicio al trasvase de usuarios a otros trenes, fundamentalmente de AVE y Larga Distancia, que el pasado año sumaron un total de 35,21 millones de pasajeros, encadenando su cuarto récord anual consecutivo.

No obstante, cuando en diciembre de 2013 se fijó el actual listado de trenes de Media Distancia considerados de servicio público, se suprimieron alrededor de 500 conexiones, el 11% del total de las alrededor de 3.500 que Renfe prestaba entonces.

Ante esta coyuntura, durante su comparecencia este lunes en el Senado, el ministro de Fomento recordó que el Gobierno, en una de las últimas reuniones del Consejo de Ministros, acordó renovar el contrato programa que el Estado tiene con Renfe para garantizar estos servicios ferroviarios públicos durante el año 2017 y abonarle para ello la correspondiente aportación, de 495 millones de euros.

No obstante, añadió que "la idea" de Fomento es "revisar durante 2017 el listado de trenes de obligación de servicio público (OSP) de Renfe y ver las modificaciones que se tengan que realizar para que entren en vigor ya en 2018".

Los trenes incluidos en la obligación de servicio público son conexiones que Renfe debe prestar por encargo del Estado, aunque no son rentables económicamente y a cambio de la correspondiente subvención, con el fin de garantizar la movilidad de los ciudadanos y la conexión y vertebración de determinados territorios.

Tarifas accesibles en el AVE

En cuanto a los servicios comerciales de la compañía ferroviaria, el AVE y la Larga Distancia, para los que Renfe no reciben subvención pública, De la Serna reiteró su intención de que Renfe siga con su actual política comercial de descuentos y promociones en el precio del billete con el fin de atraer nuevos viajeros.

"Queremos una política tarifaria accesible para todos", aseguró el ministro, que enmarcó esta intención en una de las líneas estratégicas de su Ministerio para esta Legislatura, la de "fomentar la utilización de las infraestructuras que están en funcionamiento para aprovecharlas al máximo".