Público
Público

Fomento analiza fusionar Renfe y Adif en un holding ferroviario "fuerte" para competir en la UE

La eventual fusión de las dos empresas públicas tendría lugar diez años después de que se separaran en dos empresas distintas, para diferenciar la construcción y gestión de las vías del servicio de transporte en tren

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Vista aérea de la madrileña estación de Chamartín. ADIF

Vista aérea de la madrileña estación de Chamartín. ADIF

MADRID.- El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha confirmado que ha "dado instrucciones" para "analizar y explorar" la fusión de Renfe y Adif con el fin de configurar un 'holding' ferroviario "fuerte y competitivo" ante la apertura a la competencia del transporte de viajeros en tren en la UE en el horizonte de 2020. "He dado instrucciones para que se estudie si unificando Renfe y Adif podemos ser más competitivos", aseguró el ministro en declaraciones a Los Desayunos de TVE.

"España tiene que estar fuerte y con un proyecto sólido ante la liberalización del sector en 2020", defendió De la Serna. "Tenemos grandes competidores, porque Alemania y Francia ya tienen holdings ferroviarios sólidos que van a concentrar sus esfuerzos en ser más competitivos", aseguró.

La eventual fusión de Renfe y Adif en un 'holding' tendría así lugar más de diez años después de que en enero de 2005 se separaran en dos empresas distintas, para diferenciar la construcción y gestión de las vías del servicio de transporte en tren y como primer paso para abrir el sector a la competencia que entonces se inició en el tráfico de mercancías.

Además de la apertura del tráfico de pasajeros en tren a competidores en 2020, la actual coyuntura económico y financiera de Adif constituye otro de los factores que llevarían a integrar las dos compañías ferroviarias públicas, según apuntan en fuentes del sector.

En la actualidad, Adif Alta Velocidad, la división de Adif encargada de la red AVE, está en números rojos (perdió 140 millones de euros en la primera mitad del año) y soporta un endeudamiento de 14.575 millones de euros. Los ingresos de la compañía están limitados casi exclusivamente al canon o peaje que cobra a Renfe por usar las vías y las estaciones de tren, con el fin de amortizar la inversión que realiza en su construcción y mantenimiento.

En la actualidad, Adif tiene obras de AVE en marcha valoradas en unos 12.500 millones de euros, aunque la licitación de nuevos trabajos está en mínimos históricos y muchas de los que están en ejecución están paralizados por distintos problemas.

Por contra, Renfe prevé cerrar en 2016 un segundo año en beneficios tras lograr en 2015 las primeras ganancias de su historia. La operadora registra estos datos gracias a la explotación del AVE, que encadena récords anuales de viajeros desde 2013. Además, ha reducido su deuda, que se sitúa por debajo de los 5.000 millones.