Público
Público

Lo fondos de pensiones USS y ATP eleva su participación en la gasista Redexis al 49,9%

La gasista, que desde 2010 ha invertido 1.000 millones en su crecimiento, es propietaria y opera más de 9.500 de redes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Sede de la gasista Redexis en Madrid.

Los fondos de pensiones europeos USS y ATP han alcanzado un acuerdo con fondos de infraestructuras gestionados por Goldman Sachs (GSIP) para comprar un 18,8% más en la gasista Redexis, aumentando su participación al 49,9%. La transacción, cuyo cierre está previsto para el tercer trimestre de 2017, se anunció en un comunicado difundido el domingo por Redexis en el que no se revelan detalles financieros de la operación.

Tras los cambios acordados en la estructura accionarial, GSIP tiene un 50,1% de Redexis, USS (Universities Superannuation Scheme) un 30,0% y ATP (Arbejdsmarkedets Tillægspension) un 19,9%.

USS y ATP han sido inversores indirectos en Redexis Gas desde 2010, según el comunicado.

Goldman Sachs intentó sin éxito la búsqueda de un comprador para el 100% de Redexis en los últimos meses al no encontrar ofertas que alcanzaran los múltiplos exigidos.

Redexis Gas es una empresa dedicada al transporte y distribución de gas natural, así como a la distribución y comercialización de gas licuado del petróleo (GLP) en España. A 31 de marzo de 2017, es propietaria y opera un total de 9.509 kilómetros de redes de gas (1.622 kilómetros de redes de transporte y 7.887 kilómetros de redes de distribución).

Desde 2010, Redexis Gas ha invertido aproximadamente 1.000 millones de euros en crecimiento orgánico e inorgánico en redes de distribución y transporte de gas. Para financiar este crecimiento a lo largo de los años, además de las inversiones de capital realizadas por sus accionistas, la compañía ha dispuesto de un préstamo de 160 millones de euros procedente del Banco Europeo de Inversiones, en el marco del 'EFSI' (Fondo Europeo de Inversiones Estratégicas), además de un crédito bancario por valor de 300 millones de euros para la realización de inversiones y 900 millones de euros en emisiones de bonos.