Público
Público

Francisco González apunta al número dos de BBVA como su sucesor en la presidencia del banco

El banquero dice que está "absolutamente encantado" de que su entidad no haya comprado el Popular "porque tendríamos un problema"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del BBVA, Francisco González, y el consejero del banco, Carlos Torres, en la presentación de los resultados de la entidad en 2017. REUTERS/Sergio Perez

El presidente de BBVA, Francisco González, ha reiterado que su edad de jubilación será los 75 años, que cumplirá en 2019, y ha apuntado que la entidad tiene "un equipo fabuloso", por lo que no habrá "sorpresas" tras su marcha, al dar a entender que el actual consejero delegado, Carlos Torres, le sucederá en el cargo.

"Hace dos años, en Davos, dije que la edad de jubilación era de 75 años y eso no va a variar; yo cumplo 75 años el año que viene y, por lo tanto, usted mismo", ha insistido González al ser preguntado sobre su potencial retirada, durante la presentación de resultados de la entidad.

El primer ejecutivo de la entidad ha apuntado que el día en que abandone BBVA será "triste", pero se marchará con "mucho orgullo" por lo que deje detrás. "El consejo está trabajando en este momento en el plan de sucesión del presidente; tenemos un equipo fabuloso y no va a haber sorpresas", ha añadido. Preguntado sobre si el actual consejero delegado era el sucesor lógico, ha señalado: "¿Usted qué cree? Está muy claro por dónde voy a salir, cualquier cosa que no vayamos por ahí, sería una gran sorpresa".

González, además, se ha mostrado "absolutamente encantado" de no haber comprado Popular en las tres oportunidades que tuvo para ello y ha comentado, tras analizar el caso de esta entidad, lo importante que es "hacer bien una sucesión" en los puestos de mando.

"Viendo el caso de Popular, qué importante es hacer bien una sucesión", ha manifestado el presidente de BBVA. Popular estuvo presidido durante doce años por Ángel Ron, que fue sustituido por Emilio Saracho en febrero de 2017, cinco meses antes de la resolución de la entidad acometida por la Junta Única de Resolución (JUR).

González ha señalado que en BBVA conocen "muy bien" la operación de compra de Popular porque tuvo la oportunidad de hacerse con el banco en diciembre de 2016 y en marzo y en junio de 2017, pero decidió no hacerlo.

Según ha dicho, la hipotética creación de valor de Popular para BBVA no era suficiente para la entidad que preside, razón por la cual decidió no comprar el banco. "Estamos absolutamente encantados de no haber comparado Popular porque tendríamos un problema", ha apuntado González en referencia a que el equipo debería estar centrado ahora mismo en "arreglar" la situación de Popular.

El presidente del BBVA, Francisco González, en la presentación de los resultados de la entidad en 2017. REUTERS/Sergio Perez

El presidente de BBVA ha rechazado la posibilidad de  crear un impuesto a la banca para financiar las pensiones, como propuso el PSOE, porque sería "distorsionante" para la economía en el sentido de que se cargaría un tributo contra un sector y no contra el resto y al final se trasladaría a los clientes. "Soy muy mayor para escuchar estas cosas. Las he oído muchas veces en la vida en países más como Bolivia que en Europa", ha señalado.

Avisó a Trump en Davos de que "Venezuela no es Cuba"

De otro lado,  González ha considerado que la situación actual de Venezuela es una "tragedia", pero aún así confía en que pueda haber elecciones libres en el país, que ha recordado, es "muy rico". Y sobre esto, ha dicho que durante su visita al Foro Económico Mundial en la localidad suiza de Davos advirtió al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de que "Venezuela no es Cuba".

El banquero ha mostrado la intención del BBVA de seguir presente en Venezuela. "No queremos irnos", ha añadido en el turno de preguntas de la rueda de prensa de presentación de resultados, al tiempo que auguraba que "algo va a pasar" en el país porque la situación no es sostenible.

Además de Venezuela, el presidente del BBVA ha dado a entender que durante su encuentro con Trump, una persona a la que conoce desde hace más de 30 años y a la que ha considerado "compleja", también hablaron sobre México.