Publicado: 08.03.2016 17:34 |Actualizado: 08.03.2016 17:34

Fuerte escalada de Abengoa en Bolsa ante un "inminente" acuerdo que evitará el concurso de acreedores

La consultora KPMG propone que los acreedores inyecten 1.800 millones en la firma

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Torre de Abengoa en su planta solar Solucar, en Sanlucar la Mayor, cerca de Sevilla. REUTERS

Torre de Abengoa en su planta solar Solucar, en Sanlucar la Mayor, cerca de Sevilla. REUTERS

MADRID.- Las acciones de Abengoa se disparaban en la sesión bursátil de este martes, tocando sus máximos de 2016, ante lo que parece un acuerdo "inminente" entre empresa y acreedores (banca y bonistas) para la refinanciación del grupo y que le permita esquivar el concurso de acreedores. Desde que se conoció que el principal accionista y expresidente de Abengoa, Felipe Benjumea, desistía en sus intenciones de mantener una participación relevante en la Nueva Abengoa, los títulos de la compañía han duplicado su valor en el mercado bursátil.

El grupo de ingeniería y energías renovables y sus acreedores ultiman acuerdo que permita la refinanciación de la empresa, que implicará la entrada de bancos y bonistas en el capital de la compañía. Las fuentes explicaron que las negociaciones, que tienen fecha de caducidad el 28 de marzo (la empresa entraría entonces en concurso de acreedores si no hay acuerdo de reestructuración), se vieron complicadas por la negativa de Felipe Benjumea, alma mater y principal accionista, a renunciar a la empresa que fundó su padre.



Aunque el acuerdo aún no se ha firmado, fuentes cercanas a las negociaciones entre la empresa y las fuentes dijeron que Inversión Corporativa, el accionista mayoritario de la compañía sevillana controlada por la familia Benjumea con un 51%, ha cedido a las exigencias de los acreedores de reducir su participación en el conglomerado al entorno del 5% cuando se realice el proyectado proceso de reestructuración, frente al 12 % que reclamaban inicialmente.

Las entidades que inyecten entre 1.500 y 1.800 millones de capital tendrán un 55% de la Nueva Abengoa

"Los acreedores exigían la salida de (Felipe) Benjumea y que Inversión Corporativa aceptase diluirse al entorno del cinco por ciento cuando se realizase la conversión de deuda por capital", dijo una de las fuentes. "La salida de Benjumea (era asesor del presidente ejecutivo destituido esta semana) y la dilución desbloquean los siguientes pasos en la reestructuración y otorgan la liquidez inmediata necesaria".

Una vez cerrado el acuerdo de la posición del principal accionista, se siguen avanzando en las negociaciones, que podrían estar listas "en breve" Ahora se siguen limando puntos importantes como los intereses que se aplicarán a las necesidades de liquidez de Abengoa para los próximos dos años y que la propia compañía cifró en 1.130 millones de euros, a los que se sumarían 525 millones adicionales en garantías. Junto a estas necesidades de liquidez, la denominada "solución global" debe fijar la reestructuración, accionarial y de negocio, de la compañía.

La consultora KPMG, que representa a la banca en el proceso de negociación, ha planteado que los acreedores de Abengoa inyecten entre 1.500 millones y 1.800 millones en la compañía como parte del plan de refinanciación para evitar que la empresa entre en concurso de acreedores. La firma considera que las aportaciones podrían realizarse a través de distintas fórmulas, entre las que figuran créditos o bonos.

Con esa aportación, a las entidades que inyecten este capital les corresponderá el 55% de la Nueva Abengoa, frente al 45% de las que realicen la quita. Los actuales accionistas mantendrían, conforme a este planteamiento, un 5% del capital, en línea con lo ya previsto.

Los trabajadores de Abengoa han comenzado a cobrar la nómina del mes de febrero tras conseguir liquidez

Además, los trabajadores de Abengoa han comenzado a cobrar la nómina del mes de febrero, según han confirmado tanto fuentes de la empresa como de los sindicatos. La semana pasada, nuevo consejero delegado de la sociedad, Joaquín Fernández, envió un correo electrónico a sus empleados para comunicar que había conseguido liquidez para proceder al pago de las nóminas de febrero, retrasadas por falta de fondos.

Aunque el mensaje no hacía referencia alguna al origen de la liquidez obtenida, una segunda fuente explicó que los fondos proveerán de los acreedores, en concreto de titulares de bonos que se han mostrado desde hace semanas dispuestos a otorgar crédito a cambio de garantías. Un grupo de inversores titulares de alrededor del 40 por ciento de los 5.000 millones de euros en bonos emitidos por la compañía ya se mostraron dispuestos hace semanas a prestar 160 millones de euros de liquidez urgente.

Cambios en la cúpula

Junto a esto, también se despejó el camino con la salida definitiva del expresidente Felipe Benjumea del grupo y que llevó aparejada la sustitución del presidente: Antonio Fornieles  (ex socio de la firma KPMG) asumió el cargo hasta entonces ocupado por José Domínguez Abascal. Además, el consejo de administración ha acordado nombrar vicepresidente primero del consejo de administración a Joaquín Fernández de Piérola Marín, que unirá este cargo al que actualmente ostenta de consejero delegado.

Con un pasivo que rondaría los 25.000 millones de euros, Abengoa entró en preconcurso de acreedores a finales de noviembre asfixiada por graves problemas de liquidez. La semana pasada anunció pérdidas de 1.213 millones de euros en 2015 tras fuertes saneamientos.

Las dificultades de Abengoa, un gigante nacional con 28.000 empleados y cientos de patentes de alta ingeniería, se han convertido en debate nacional, con Felipe Benjumea investigado por supuesta administración desleal y múltiples voces pidiendo a la empresa y a sus acreedores un acuerdo que evite la que sería la mayor quiebra de la historia de España.