Publicado: 05.09.2016 14:04 |Actualizado: 05.09.2016 14:04

El G-20 pide promover la innovación porque "ya no vale confiar solo en medidas fiscales y monetarias"

Los líderes de las principales economías alcanzan el enésimo acuerdo para tratar de revitalizar la economía global ocho años después del inicio de la crisis financiera internacional.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
El presidente de China, Xi Jinping, dirigiéndose a los medios en la cumbre del G-20 en Hangzhou, China. REUTERS/Damir Sagolj

El presidente de China, Xi Jinping, dirigiéndose a los medios en la cumbre del G-20 en Hangzhou, China. REUTERS/Damir Sagolj

HANGZHOU.- La cumbre del G-20 pidió hoy promover la innovación como herramienta para dinamizar el crecimiento económico global ante los límites que han mostrado las medidas monetarias y fiscales.

La innovación debe "asegurar un nuevo camino de paz y prosperidad", ya que "ya no vale confiar solo en medidas fiscales y monetarias", afirmó el anfitrión de la cumbre, el presidente chino, Xi Jinping, en una declaración ante la prensa al final de la reunión.



La cumbre de los líderes de las principales economías desarrolladas y emergentes terminó con lo que Xi llamó el "Consenso de Hangzhou", un acuerdo para tratar de revitalizar la economía global ocho años después del inicio de la crisis financiera internacional que lleva el nombre de la ciudad que acogió la cita.

El G-20, dijo el presidente chino, deberá transformarse en un foro para fomentar el potencial de crecimiento de la economía global a medio y largo plazo, al tiempo que servir como mecanismo de respuesta a las crisis y a los riesgos a corto plazo.

"La experiencia enseña que el viejo acercamiento de depender únicamente de las políticas monetarias y fiscales ya no funciona. Tenemos que volver a encender el motor de crecimiento vía innovación", señaló Xi.

En este sentido, el G20 apostó por dar más peso a la ciencia y la tecnología, como conductores a una "cuarta revolución industrial" y a la economía digital.

Los líderes del Grupo de los Veinte también se comprometieron a impulsar el comercio y la inversión internacionales, a combatir el proteccionismo, a defender los sistemas comerciales multilaterales y a reducir las desigualdades.

Además, pactaron trabajar para completar la reforma del sistema de cuotas y poder de voto del Fondo Monetario Internacional (FMI) de 2010, que da más poder a los países emergentes, y en avanzar en la revisión del accionariado del Banco Mundial.

La cumbre pidió además la pronta ratificación y entrada en vigor del acuerdo de París contra el cambio climático y consideró que la crisis de los refugiados es un problema global.

En el frente financiero, decidieron promover el uso de la divisa interna del FMI, los Derechos Especiales de Giro (DEG), semanas antes de que el yuan pase a formar parte de la cesta de referencia para fijar el valor de esa moneda.