Publicado: 07.10.2015 21:58 |Actualizado: 07.10.2015 21:58

La cervecera SABMiller rechaza la nueva oferta del dueño de Budweiser para crear un gigante mundial 

La belga Anheuser-Bush InBev ha puesto sobre la mesa 92.300 millones para comprar la compañía británico-surafricana  

Publicidad
Media: 2
Votos: 1
Comentarios:
Sede de la cervecera Anheuser-Busch InBev en la ciudad belga de Lovaina. REUTERS/Francois Lenoir

Sede de la cervecera Anheuser-Busch InBev en la ciudad belga de Lovaina. REUTERS/Francois Lenoir

BRUSELAS/LONDRES.- La cervecera británico-surafricana SABMiller rechazó este jueves una propuesta mejorada de su rival belga Anheuser-Bush InBev para absorberla por unos 92.278 millones de euros, un movimiento destinado a crear un gigante que podría alcanzar un valor en bolsa de 246.000 millones de euros.

El consejo de administración de la segunda cervecera del mundo rehusó la tercera oferta por parte del líder mundial del sector, que valoraba las acciones de SABMiller en 42,15 libras (57,36 euros). La dirección de la firma británica, a excepción de los miembros del consejo nombrados por la tabaquera Altria Group, su mayor accionista, considera que la nueva oferta "todavía infravalora de manera sustancial" a la compañía y su "sello único e inigualable".



AB InBev, con una fuerte presencia en América Latina, EEUU, Canadá, Europa y Asia, sobre todo en Corea del Sur, y que vende marcas globales e internacionales como Budweiser, Corona, Stella Artois y Becks, así como locales como Estrella, Modelo, Brahma, hizo un tercer intento para hacerse con su competidor, al elevar un 5,4% su segunda oferta y un 11% la primera, rechazadas por SABMiller.

La idea es crear una "cervecera realmente global" al combinar el número uno con el número dos, señaló la empresa belga. La combinación de ambos negocios generarían unos ingresos de 64.000 millones de dólares (57.053 millones de euros) y un resultado bruto de explotación (ebidta) de 24.000 millones de dólares (21.395 millones de euros).

De prosperar las negociaciones, la empresa resultante de la fusión crearía la primera cerveza mundial con una capitalización de 246.130 millones de euros y se distanciaría de manera significativa de otros rivales que les siguen, como Diageo y Heineken.

A nivel internacional, se colocaría incluso por delante de General Electric, la cuarta multinacional con mayor capitalización por detrás de Apple, Microsoft y Exxon Mobil.

AB InBev afirma que su tercera oferta suponía una prima de aproximadamente el 44% sobre el precio por acción de SABMiller al cierre de la bolsa el 14 de septiembre pasado, cuando se renovaron las especulaciones sobre el acercamiento de la belga a su competidor y cuando el precio por título era de 29,34 libras (39,69 euros).

La empresa belga también ha propuesto una alternativa a la oferta en efectivo con un pago parcial en acciones, limitada a aproximadamente el 41% de los títulos de SABMiller, una estrategia enfocada a contentar a la estadounidense Altria, el mayor accionista de la cervecera con sede en Londres, y a la familia Santo Domingo.

En este caso AB InBev valoraría cada acción de su rival en 37,48 libras (50,71 euros), lo que representa una prima de aproximadamente un 28% sobre el precio al cierre de la bolsa el 14 de septiembre. Altria ya ha indicado que "está preparada" para elegir la oferta alternativa y que "apoya la propuesta de 42,15 libras o más". Así, "urgió al consejo de SABMiller a conversar pronto y constructivamente con AB InBev para acordar los términos".

Fotos de latas de la cerveza Foster, una de las marcas de la empresa sudafricana SABMiller. REUTERS/Daniel Munoz

Fotos de latas de la cerveza Foster, una de las marcas de la empresa sudafricana SABMiller. REUTERS/Daniel Munoz

SABMiller, que vende marcas como Peroni, Pilsner, Miller, Fosters, Coors, Cristal, Costeña, Castle y Blue Moon, tiene una fuerte presencia en África, además de estar activa en Asia Pacífico, Europa, América del Norte y América Latina.

El consejero delegado de AB InBev, Carlos Brito, señaló en una conferencia telefónica que la oferta mejorada "es muy atractiva" para los accionistas de SABMiller. La empresa, dijo, "está lista y dispuesta a trabajar de cerca con SABMiller y con las autoridades relevantes para resolver a tiempo todas las revisiones regulatorias".

Para Brito, la fusión tendría fuertes ventajas estratégicas y permitiría a AB InBev crecer en África. "Nuestras compañías tienen una presencia geográfica complementaria. AB InBev no tiene una presencia madura en África, mientras que SABMiller y sus asociados tienen una larga historia de actividad y presencia" allí, señaló.

El rival también tiene buenas posiciones en Colombia, Ecuador, Perú y Australia, mientras que la empresa belga tiene una fuerte presencia en mercados como Canadá, México, Brasil y Argentina, así como en Europa, en el Reino Unido, Francia, Alemania y Bélgica.

Etiquetas