Público
Público

El Gobierno asegura que el paro estará por debajo del 13% a finales del año 2019

El ministro Montoro anuncia "un ajuste estructural" de 7.400 millones de euros en las cuentas de 2017 que cubrirá con subidas en los impuestos de Sociedades, bebidas, tabaco, lucha contra el fraude fiscal y otras fuentes de ingresos relativas al control tributario.

Publicidad
Media: 1
Votos: 3
Comentarios:

Guindos, Méndez de Vigo y Montoro, justo antes de empezar el Consejo de ministros. | EFE

MADRID. —El Consejo de ministros de este viernes tuvo un claro cariz económico. El Gobierno actualizaba el cuadro macroeconómico que envió a Bruselas el pasado mes de octubre y presentaba también el techo de gasto y los objetivos de estabilidad. 

Lo más llamativo con diferencia lo encontramos en el cuadro macroeconómico: el Gobierno prevé que la tasa de paro baje más de ocho puntos a finales de 2019 y se sitúe en el 12,8%, y rebaja las actuales estimaciones hasta el 17,6% y 15,6% para 2017 y 2018. 2019 más de 20 millones de ocupados en 2019. 500.000 personas al año. "Lo más importantes es la evolución de la tasa de paro. Acabaremos 2019 con un 12,8%. La trayectoria de la economía permite ser optimista, ese es el mensaje fundamental que queremos transmitir", afirmó el ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos.

En cuanto al crecimiento económico, el Ejecutivo mantiene su previsión en el 3,2% para 2016 y en el 2,5% para el que viene, tal como avanzó de Guindos.

En cuanto al techo de gasto, éste asciende asciende a 118.337 millones de euros, que es la misma cifra de gasto con la que se liquidará el presupuesto del Estado para 2016, según anunció el ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro. El ministro explicó que el techo de gasto de 2017 tiene la misma cuantía que estima el Ejecutivo que terminará el presupuesto del Estado de 2016 y que contempla la disminución de 5.000 millones de euros, debido al ahorro de los intereses de deuda y a las medidas que adoptó el Gobierno ante el desvío del déficit público de 2015.

Montoro señaló que el Gobierno tendrá que hacer un ajuste estructural de 7.400 millones de euros el año que viene. Para ello no le quedara más remedio que subir algunos impuestos, los de Sociedades y Especiales, alcohol y tabaco, principalmente. Aunque, maquillando siempre el lenguaje, Montoro lo dice de otra forma: "Necesitamos más recursos tributarios que corresponden a las medidas aprobadas".

Con estas subidas, Montoro espera recaudar 4.650 millones de euros adicionales. Según explicó, la mayor parte del incremento recaudatorio, 4.300 millones, corresponderá a cambios en el Impuestos de Sociedades, mientras que los 350 millones restantes provendrán de los Especiales (bebidas y alcohol, fundamentalmente).

Estos cambios fiscales forman parte de un plan para incrementar la recaudación tributaria en 7.500 millones de euros para cumplir los objetivos de déficit público.

El real decreto ley de medidas fiscales incluye los cambios en el impuesto de sociedades, dirigidos a acercar al tipo real el nominal (que se mantiene en el 25%) mediante la eliminación de una serie de deducciones.

Montoro ha calculado que con estas modificaciones la recaudación anual alcanzaría entre 25.000 y 26.000 millones de euros, "muy lejos" todavía de los 44.000 millones que se recaudaban en 2007 antes de la crisis.

Además, Montoro ha anunciado que el Gobierno promueve un proyecto de ley sobre las bebidas carbonatadas y azucaradas, con el que espera recaudar 200 millones de euros el próximo año, medida que ha justificado como "instrumento de lucha contra la obesidad y todo lo que significan los problemas del exceso de azúcar".

El ministro ha anunciado su intención de poner en marcha "una reforma en el ámbito de la imposición medioambiental" a lo largo del próximo año, que no ha detallado, y ha anunciado que el Gobierno ha prorrogado la vigencia del impuesto sobre el patrimonio, que recaudan las comunidades autónomas.

Todas las medidas tributarias que contiene el decreto ley se debatirán en el pleno del Congreso del jueves 15 para que pueda entrar en vigor cuanto antes, ha dicho Montoro, al tiempo que ha negado que el Gobierno haya incumplido sus promesas electorales al modificar este gravamen y subir algunos impuestos especiales.

Montoro ha sido tajante al subrayar que queda mucha legislatura y que el Gobierno promoverá la reducción del IRPF como fue su primera promesa electoral.

Deuda y déficit

El Ejecutivo también aprobó los objetivos de Estabilidad Presupuestaria y de Deuda Pública para 2017-2019: reparte la meta de déficit público del 3,1% del PIB prevista para 2017 entre el 1,1% para el Estado, el 1,4% para la Seguridad Social, el 0,6% para las comunidades autónomas y el 0 % para los ayuntamientos.

En cuanto a la deuda pública este año se situará en el 99,4% del PIB, en 2017 en el 99 % y en el 2018 alcanzaría el 97,7 %, para llegar al 95,4 % en 2019.

El reparto de los objetivos de déficit de este año, que se sitúa en el 4,6% del PIB, quedará distribuida entre los siguientes objetivos: el 2,2% para la Administración Central, el 1,7% para la Seguridad Social, el 0,7% para las comunidades autónomas y el 0% para los ayuntamientos.