Público
Público

Medio Ambiente El Gobierno no reabrirá Castor por el "riesgo elevado" de nuevos movimientos sísmicos

El informe técnico de los expertos estadounidense de MIT y Harvard confirma la relación del almacén de gas con los terremotos en la zona

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

Las plataformas del proyecto Castor. E.P.

La eventual reanudación de las operaciones en el almacén de gas de Castor, situado frente a las costas de Vinaroz (Castellón) supondría un "riesgo elevado" de nuevos movimientos sísmicos, que podrían ser incluso de mayor magnitud a los registrados en 2013, según  las conclusiones del informe elaborado por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y la Universidad de Harvard (MIT). 

A la vista de este informe, el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital, ha decidido no reabrir el almacén, ya que no existe certeza absoluta de que no vuelvan a producirse movimientos sísmicos, según ha señalado el ministro de Energía, Álvaro Nadal, que ha asegurado que no volverá a funcionar. Nadal ha señalado que el desmantelamiento se produciría tras la elaboración de "muchos estudios" que permitan a su departamento tener "las garantías" de que esta decisión "no va a suponer ningún problema".

En este almacén de gas, operado por la sociedad Escal participada mayoritariamente por ACS y ubicado frente a las costas de Vinaroz (Castellón), dejó de inyectarse gas en septiembre de 2013, después de que se registraran cientos de seísmos en la zona.

Los profesores Rubén Juanes (MIT) y John H. Shaw (Universidad de Harvard) han entregado este miércoles su informe en el Ministerio, en el que se concluye que la inyección de gas natural en el almacén subterráneo de Castor desestabilizó la falla de Amposta y otras ramificaciones. Según Nadal, los expertos han concluido que la relación entre la inyección de gas y los terremotos es "muy probablemente alta", o lo que es lo mismo, la inyección de gas fue la que "con toda probabilidad" produjo los terremotos en la zona.

Volver a inyectar gas en Castor podría provocar terremotos "incluso mayores", de hasta 6,8, según el MIT y Harvard

Según el informe, reanudar las operaciones de inyección de gas en el almacén Castor aumentaría de nuevo la actividad sísmica y esta vez podría provocar terremotos "incluso mayores", de una magnitud hasta 6,8. El análisis, realizado durante 18 meses, ha concluido que las operaciones de inyección de gas durante el verano de 2013 en el almacén de gas de Castor, frente a las costas de Vinaroz (Castellón) provocaron terremotos en una zona activa de la falla de Amposta que han generado su desestabilización, de modo que si se vuelve a introducir gas, podría volver a aumentar la actividad sísmica en la zona de manera "incluso mayor".

Técnicos del Massachusets Institute of Technology (MIT) y la Universidad de Hardvard entregan los informes técnicos sobre el almacén de gas Castor al ministro de Energía, Álvaro Nadal. EFE/Sergio Barrenechea

El ministro de Energía, Álvaro Nadal ha señalado que el almacenamiento de gas de Castor se desmantelará tras la elaboración de "muchos estudios" que permitan a su departamento tener "las garantías" de que esta decisión "no va a suponer ningún problema". "Cuando se pueda hacer se hará", ha sido la respuesta de Nadal a la pregunta de los periodistas sobre el desmantelamiento del proyecto Castor, en  declaraciones en los pasillos del Congreso de los Diputados.

Nadal avanza que desmantelará Castor cuando haya "garantías" de que "no va a suponer ningún problema"

El ministro ha explicado que el informe de MIT y Harvard  señala que la situación en la zona está "estable" actualmente. Así, aprovechando esta estabilidad, Industria encargará nuevos informes para determinar el futuro de Castor.

Nadal ha subrayado que "lo que está claro es que esta instalación no puede volver a funcionar", y ha apuntado que hay "mucho tiempo" por delante para tomar una decisión. El ministro ha explicado que el informe no da plazos sobre dicha estabilidad y que la falla en la que ellos sitúan los hipocentros es diferente a la que señalaron otros estudios, es decir, que no es la de Castor, si no la de Amposta, que está muy cerca.

Según ha explicado Nadal, igual que existe un riesgo para la zona con la inyección de gas, también lo existe a la hora de desmantelar el proyecto. "Es como si inflamos un globo que ha tocado unos cimientos, si luego se desinfla, que es lo que ocurriría con el desmantelamiento, también podría mover los cimientos, así que habría que hacerlo con prudencia y seguridad", ha explicado.

Otra de las novedades que aparecen en el informe del MIT es que la falla que se pensaba afectada, hasta ahora, la de Castor, no es la que ha ocasionado los problemas, sino otra que está muy cercana: la falla de Amposta. Por este motivo, el Ejecutivo también "deberá hacer estudios de todo tipo, técnicos y geológicos, para ver cómo se hace con el futuro con esta instalación" que, para Nadal, "está claro que no puede volver a funcionar".

Finalmente, Nadal apunta que desde el MIT se ha reconocido la buena labor de los técnicos del Ejecutivo, tanto antes como después de la puesta en marcha de la plataforma aunque señalan que estas instalaciones tan complejas requieren un estadio de desarrollo tecnológico superior al que es obligatorio actualmente. Por eso llaman a incluir un trabajo como el que ellos realizan a partir de ahora.