Publicado: 06.06.2014 13:19 |Actualizado: 07.11.2016 19:40

El Gobierno empieza a devolver el rescate a la banca

El Ejecutivo se adelanta así al inicio pactado con la Comisión Europea para 2022. El crédito fue finalmente de 40.000 millones, si bien Moncloa sólo pagará 1.300 de momento.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El ministro de Economía, Luis de Guindos  y el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, posan juntos en una acto en Madrid.

El ministro de Economía, Luis de Guindos y el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, posan juntos en una acto en Madrid. EFE

El dinero público ya empieza a sufragar el rescate de la banca. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha anunciado este viernes que España va a empezar a devolver ya 1.300 millones de euros de la ayuda financiera solicitada en el verano de 2012 a sus socios europeos. La vicepresidenta ha realizado este anuncio tras dar cuenta del plan de reformas para apuntalar la recuperación económica y dotar de mayor confianza a la economía española. Este plan incluye una batería de medidas económicas que movilizará unos 11.000 millones, aprobado en el Consejo de Ministros.

En junio de 2012, la UE puso a disposición de España una línea de hasta 100.000 millones de euros para sanear su sistema financiero del que finalmente se utilizaron unos 41.000 millones. Ahora, de esa cantidad se empezarán a devolver 1.300 millones porque "nuestra economía puede hacerlo y porque es una forma de reforzar la confianza en nuestro país", ha añadido Sáenz de Santamaría.



El préstamo a España tenía un periodo de carencia de 10 años, esto es, tenía que empezar a pagarlo a partir de 2022, y una vida media de 12,5 años al 0,5% de interés. El vencimiento de estos aproximadamente 40.000 millones de euros estaba previsto que tuviera lugar entre 2025 y 2027.

España limitó a 41.000 millones de euros del fondo de rescate europeo, el MEDE, en diciembre de 2012 para recapitalizar las entidades nacionalizadas a cambio de una profunda reestructuración y la creación de un banco malo. De estos 40.000 millones, aproximadamente 17.900 millones de euros se destinaron a rescatar a BFA-Bankia, 9.080 millones a Catalunya Banc, 5.425 millones a NCG Banco y 4.500 millones de euros a Banco de Valencia.

De ese modo, los cuatro bancos nacionalizados han recibido 36.968 millones en un primer desembolso, que incluía también 2.500 millones adicionales que fueron inyectados en la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), el banco malo. Además, se sanearon las cuentas de Liberbank, Caja3, BMN y España-Duero (CEISS).

El MEDE cuenta con un programa de seguimiento de la ayuda, que se prolongará hasta que se haya devuelto el 100% de ésta.

En febrero de este año, el Estado vendió un 7,5% de su participación en Bankia por 1.304 millones de euros , una operación que le reportó un beneficio de 136 millones de euros respecto al precio al que adquirió estas acciones. Anteriormente, en diciembre de 2013, el grupo venezolano Banesco ganó la subasta por Novagalicia Banco por 1.003 millones de euros. Uno de los retos aún pendientes para el Gobierno es la subasta de Catalunya Banc, que arrancó formalmente el pasado 2 de junio y con la que se pretende reducir el coste de la reestructuración para el contribuyente.