Publicado: 17.11.2015 22:55 |Actualizado: 17.11.2015 22:55

El Gobierno quiere anunciar una rebaja del recibo de la luz antes de la campaña electoral

El ministro Soria calcula que el previsible superávit eléctrico de 600 millones haga posible rebajar el precio del kilowatio a partir de enero

Publicidad
Media: 1.67
Votos: 3
Comentarios:
El titular de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, en la sede del Ministerio. EFE/Angel Diaz

El titular de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, en la sede del Ministerio. EFE/Angel Diaz

MADRID.- El Gobierno hace cuentas estos días para poder anunciar una rebaja de la tarifa eléctrica en la próxima revisión de enero, fruto, según defiende el titular de Industria, José Manuel Soria, de unas reformas que han conseguido que el sistema eléctrico registre superávit por primera vez.

Como es habitual, el tema de la subida o bajada de la luz atrae la atención mediática y social a la espera de una cifra que alivie el recibo de unos 16 millones de consumidores eléctricos. Pero, como también es habitual, el sector y la tarifa eléctrica no suelen destacar por su sencillez y claridad.



En la ecuación se mezclan varios conceptos, normativas y cifras. Para empezar, los componentes de la tarifa eléctrica: formada, por un lado, por una serie de costes regulados que fija el Gobierno, y, por otro, por el coste de la energía.

En esa parte regulada, las cuentas del sistema eléctrico han arrojado por primera vez superávit: por encima de los 600 millones de euros en 2014, ha avanzado este martes el ministro de Industria. Y en esta cifra, que se conocerá de forma definitiva este mes, en vísperas del comienzo de la campaña electoral del 20-D, con un desfase de un año, se apoya Soria para anunciar que se trabaja en poder bajar la luz.

No obstante, con la ley en la mano, el Gobierno no puede destinar este dinero para bajar el recibo de la luz, aunque cuenta con otras opciones para hacerlo. La ley del sector eléctrico fija que "los superávit de ingresos que pudieran resultar se destinarán a compensar desajustes de años anteriores y que mientras existan deudas pendientes de años anteriores, los peajes de acceso o cargos no podrán ser revisados a la baja".

Para no incumplir la ley y bajar la tarifa, el Gobierno puede tocar otras partidas en la parte regulada, como los pagos por capacidad, apoyándose así en una cuestión formal: estos pagos, que sirven para retribuir a las centrales térmicas por estar disponibles, se clasifican como "ingresos regulados" pero entran dentro de la categoría de peajes.

Industria calcula que la tarifa eléctrica podría recortarse alrededor de un 1% a partir de enero

El bajo precio del petróleo ha reducido esta partida, dando así un colchón al Gobierno para bajar el recibo. Pero, ¿cuánto se podrá bajar y qué supondrá en la factura? Soria ha apuntado hoy algunas cifras: ha recordado que en verano se destinaron 250 millones de ese superávit previsto de 600 millones para poder bajar la tarifa en el entorno del 2% sólo en lo quedaba de año. Por lo tanto, al inicio de 2016 se volvería a los peajes (parte regulada) fijados por el Gobierno en 2015.

Soria ha señalado hoy que quedarían unos 330 millones para 2016, lo que podría suponer, en la práctica, bajar la tarifa alrededor de un 1% frente a cómo arrancó el año pasado.

Tras la bajada del verano pasado, Industria necesita algo más para que la comparativa con la situación actual (segunda mitad de 2015) arroje un descenso real.

Por todo esto, en un sector donde las cuentas no suelen ser claras, habrá que esperar a la cifra definitiva de superávit -está en periodo de alegaciones- y a la fórmula que emplee el Gobierno para saber cómo se puede concretar esa "probable" bajada de enero anunciada por Soria.