Publicado: 23.12.2016 21:45 |Actualizado: 24.12.2016 08:36

El Gobierno y el TC se cargan las tradicionales rebajas de Euskadi

El Constitucional rechaza un recurso de Vitoria contra un decreto-ley de Rajoy que liberaliza los periodos de descuentos. Los comerciantes hablan de una “invasión de competencias” y advierten sobre las consecuencias negativas para el sector.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El gobierno y el TC se cargan las tradicionales rebajas de Euskadi. EFE

El gobierno y el TC se cargan las tradicionales rebajas de Euskadi. EFE

@danialri

BILBAO.- Un día pueden ser las oposiciones para acceder a la Ertzaintza. Otro, las indemnizaciones a las víctimas de la violencia policial, el uso del euskera, las contrataciones de funcionarios públicos… Y hasta las rebajas de los comercios. El gobierno de Mariano Rajoy ha dejado claro que no piensa dejar pasar ni una sola normativa vasca que no sea de su agrado. Así lo atestigua el aluvión de recursos formulados desde Madrid, que abarcan distintos aspectos de la vida política, económica y social de Euskadi. El último en ser abordado por el Tribunal Constitucional (TC) afecta al bolsillo de los ciudadanos, pero también de los comerciantes.

A pocos días de que los comercios de todo el País Vasco vuelvan a colgar el cartel de “Beherapenak” (“Rebajas”), el TC ha decretado el punto y final de estos periodos de ofertas, regulados oficialmente por un decreto del Gobierno Vasco y llevados a la práctica (tanto en enero como en julio) por miles de establecimientos. En su resolución, el alto tribunal anula esas rebajas y decreta su absoluta liberalización. En otras palabras, a partir de ahora ya no habrá ninguna ley ni decreto del Gobierno Vasco (que tiene las competencias en materia de comercio) con la potestad suficiente para regular esas épocas especiales de ofertas. Por el contrario, los empresarios podrán crear sus propias rebajas en cualquier momento del año, según su conveniencia.

La polémica se remonta a 2012. Ese año, el Gobierno de Rajoy puso en marcha un decreto-ley dirigido a “garantizar la estabilidad presupuestaria” y el “fomento de la competitividad”. Entre otras cosas, aquel texto (en sus artículos 27 y 28) liberalizaba los periodos de rebajas y ampliaba los horarios comerciales de 72 a 90 horas semanales. Además, determinaba que la regulación de las aperturas en domingos y días festivos no podría bajar de 10 días al año, dos por encima de lo estipulado en la legislación autonómica.

Julián Ruiz, secretario general del CECOBI, advierte que se trata de una “invasión de competencias” por parte del Gobierno español

Estos asuntos fueron llevados por el Gobierno Vasco a la Comisión Bilateral entre el Estado y Euskadi, una entidad creada para dirimir los conflictos competenciales. Ante la falta de acuerdo, en abril de 2013 el Ejecutivo encabezado por Iñigo Urkullu decidió recurrir ambos artículos ante el TC, bajo el argumento de que invadían las “competencias exclusivas de la Comunidad Autónoma de Euskadi así como la regulación propia en materia de comercio”. Tres años y ocho meses después, el máximo tribunal español ha dado la razón a Madrid. O lo que es lo mismo, ha borrado de un plumazo las competencias de Vitoria en esta materia.

La resolución del TC ha caído como un jarro de agua fría en el castigado comercio vasco. “Este cambio afectará de forma diferente en función del tamaño de las empresas”, explicó a Público el secretario general de la Confederación Empresarial de Comercio de Bizkaia (CECOBI), Julián Ruiz. A su juicio, la polémica resolución sólo beneficiará a aquellos que “tengan la posibilidad de controlar todo el proceso de fabricación y hasta la comercialización” de los productos. Léase las grandes empresas. “Todos los demás (continúa) no podrán participar en una competencia basada en los precios”. Léase los pequeños y medianos comerciantes.

Ante esta situación, Ruiz advierte que se trata de una “invasión de competencias” por parte del gobierno español. Su opinión es compartida por el presidente de Bilbao Dendak (una de las principales asociaciones de este sector en Euskadi), Juan Carlos Ercoreca. “Se trata de una vulneración de las competencias en el área de comercio que tiene el gobierno autonómico. Todo esto únicamente sirve para enrarecer y dificultar la situación, por lo que nos parece muy negativo”, señaló a este periódico. En ese contexto, Ercoreca reveló que “algunas asociaciones de consumidores” se han puesto en contacto con Bilbao Dendak “ofreciéndose para apoyar cualquier iniciativa que busque frenar esta resolución, porque entienden que no tiene ningún sentido”. “El valor de las rebajas es que tengan una fecha de inicio y otra de caducidad. De lo contrario, no valen para nada”, precisó.

En cualquier caso, los comerciantes tienen claro que este 7 de enero pondrán en marcha su habitual campaña de descuentos, que durará hasta el 31 de marzo. De hecho, un informe de la empresa de Recursos Humanos Randstad publicado esta semana asegura que las rebajas vascas generarán 6.700 puestos de trabajo, lo que supone un 9,1% más que en enero de 2016.

“Perjuicio enorme”

“Ya existe la posibilidad de abrir ocho festivos, pero la realidad es que no se abre”, recordó Juan Carlos Ercoreca

La liberalización de los horarios y la apertura en domingos y festivos (otro de los aspectos dados por buenos por el TC) también preocupa a los comerciantes. “Este tipo de normativas se regulan a espaldas de otras, como las relativas al ámbito laboral”, subraya Ruiz, quien advierte que “hay convenios colectivos que establecen el calendario laboral de lunes a sábado”. Todo ello podría llevar a “un choque respecto a los derechos de los trabajadores”, alerta el responsable de CECOBI.

Por su parte, Ercoreca recordó que en Euskadi “ya existe la posibilidad de abrir ocho festivos, pero la realidad es que no se abre”. “Es evidente que si las grandes multinacionales dan el paso al frente y deciden trabajar esos días, habrá un perjuicio enorme no solamente para los pequeños y medianos comercios, sino para los establecimientos urbanos en general”, destacó el presidente de Bilbao Dendak. Público intentó conocer la opinión de la Consejería de Turismo y Comercio del Gobierno Vasco –ahora en manos del PSE, gracias al acuerdo de coalición alcanzado con el PNV-. A pesar de las solicitudes formuladas, no hubo respuesta.