Publicado: 02.02.2016 22:39 |Actualizado: 03.02.2016 07:00

Las grandes empresas asfixian a los autónomos: más de cuatro meses para cobrar una factura

Incumplen abiertamente el periodo máximo de pago de 60 días previsto para el sector privado en la ley contra la morosidad. Tampoco las administraciones públicas respetan lo establecido, aunque en su caso la demora media es de 86 días.

Publicidad
Media: 4.75
Votos: 4
Comentarios:
Dos operarios reparan un cajero automático de una oficina bancaria. REUTERS

Dos operarios reparan un cajero automático de una oficina bancaria. REUTERS

MADRID.- Las grandes empresas españolas (aquellas que tienen más de mil empleados) son las que peor pagan, según un estudio de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) correspondiente al mes pasado.

Desde que los proveedores ponen a disposición de sus clientes los bienes y servicios requeridos o emiten la factura hasta que realmente cobran, pasan 132 días de media; es decir, cuatro meses largos. Eso supone un incumplimiento flagrante de la ley contra la morosidad, que desde 2013 impone un periodo máximo de pago de 60 días para el sector privado.



Tampoco las administraciones públicas respetan lo previsto en la normativa vigente, pues la demora media era de 86 días en enero, frente a los 30 que en su caso exige la ley. Las más incumplidoras son, por lo general, las comunidades autónomas (101 días) y, dentro de ellas, Extremadura (165), Murcia (134), Aragón (130) y las Islas Baleares (124). Por el contrario, los menores retrasos se dan en las dos de régimen foral: Navarra (32) y País Vasco (36). El gobierno regional de Madrid tarda en pagar 79 días y la Generalitat de Catalunya 102, siempre según el estudio realizado por ATA.

Por término medio, el retraso de los ayuntamientos es de 71 días, aunque llega a 320 (casi un año) en Jaén, a 302 en Parla, a 267 en Gandía, a 264 en Algeciras y a 244 en Jerez de la Frontera. El top ten de la morosidad de las corporaciones locales lo completan Alcorcón (243), El Puerto de Santa María (172), Telde (168), Mérida (159) y Cádiz (155). Se da la circunstancia, además, de que el periodo de cobro en el ámbito local ha subido respecto del estudio anterior (septiembre de 2015) en cuatro días, mientras que el de las comunidades autónomas se ha ampliado en tres. La administración central sigue en 44.

Si las grandes empresas se toman su tiempo para pagar a los proveedores, las medianas (de 250 a mil trabajadores en plantilla) no se demoran mucho menos; concretamente, 124 días de media, según ATA.

Distinto es el comportamiento de las pequeñas, que tardan entre 53 y 78 días, y no digamos ya de los autónomos que recurren a otros autónomos (51). Este último colectivo y el de las microempresas (hasta diez empleados) son los únicos que respetan escrupulosamente los plazos de la ley contra la morosidad.

Etiquetas