Publicado: 28.08.2015 16:35 |Actualizado: 28.08.2015 16:35

Grecia crecía casi como España cuando el BCE forzó el 'corralito'

La economía griega, contra todos los pronósticos, creció un 0,9% en el segundo trimestre de 2015. Los expertos explican el dato por el aumento del consumo de las familias. Sin embargo, temen los efectos de los restrictivos controles de capital impuestos este verano. 

Publicidad
Media: 4.30
Votos: 10
Comentarios:
Dos hombres pasean en Atenas por delante de banderas griegas y europeas. /REUTERS

Dos hombres pasean en Atenas por delante de banderas griegas y europeas. /REUTERS

ATENAS.- La economía griega crecía a un ritmo del 0,9 % justo antes de que el Banco Central Europeo impusiera a las autoridades helenas el 'corralito'. Los nuevos datos provisionales publicados este viernes por la oficina helena de estadísticas (Elstat) corresponden al segundo trimestre de 2015 e, incluso, revisan al alza las primeras estimaciones. España, en el mismo periodo, creció un 1%, tan solo una décima menos.

El pasado día 13 de agosto Elstat publicó su primera estimación acelerada, que partía de un crecimiento del 0,8 % y este viernes esa estimación ha aumentado una décima. En comparación con el segundo trimestre de 2014 el producto interior bruto (PIB) griego registró un incremento real del 1,6 % en lugar del 1,4 % del cálculo inicial. La oficina de estadísticas señaló que la corrección se debió a que en el cálculo adelantado no se contaba todavía con una serie de datos que salieron más adelante.



Los analistas aseguran que los datos apoyan una perspectiva más favorable para el año en su conjunto que el pronóstico oficial, que auguraba una contracción del 2,3%.  Por tanto, todo hace indicar que Grecia no caerá en recesión en 2015. Y todo, pese a un verano en el que el Gobierno griego se ha visto obligado a aceptar unas condiciones draconianas para recibir el tercer rescate financiero por parte de sus socios y con la perspectiva de unas nuevas elecciones generales tras la dimisión de Alexis Tsipras como primer ministro.

Los expertos financieros consideran que los datos son relevantes, ya que este crecimiento por sorpresa de la economía helena se produjo justo antes de los devastadores controles de capital impuestos desde Europa. Y explican este crecimiento en el gasto que estaban haciendo las familias griegas en el segundo trimestre del año y al rebote de la inversión. Sin embargo, temen que la actividad económica se haya colapsado durante el verano.

El economista del Banco Nacional griego Nikos Magginas asegura que "los controles de capital y una mayor carga fiscal pesarán sobre el consumo en la segunda mitad del año" pero cree que los resultados conocidos este viernes "amortiguarán la previsión de una desaceleración en la economía en la segunda mitad del año.

En ese segundo semestre el consumo creció un 1,1%. Mientras, se registró una caída del 4,9% en las importaciones y un aumento del 0,1% en las exportaciones.  Para Magginas, "el gasto del consumidor fue el principal impulsor de la economía griega" y valora "su capacidad de resistencia en medio de un período de incertidumbre".