Público
Público

Un grupo de EEUU presenta un macroproyecto para Madrid del estilo del fracasado Eurovegas

La empresa Cordish invertirá 2.200 millones de euros en el centro, que prevé crear 56.000 empleos e impulsar el turismo en la Comunidad de Madrid en 1,6 millones de visitantes al año. Live! Restors Madrid debe ser aprobado por el Gobierno regional.

Publicidad
Media: 2
Votos: 1
Comentarios:

Recreación facilitada por Madrid Rendering, del "megacomplejo" de 134 hectáreas de ocio que la compañía estadounidense Cordish construirá en el municipio madrileño de Torres de la Alameda por 2.000 millones de euros, ampliables a 3.000, que generara 56.433 empleos. EFE

MADRID.-  El grupo estadounidense The Cordish Companies ha presentado a la Comunidad de Madrid un macroproyecto hotelero, de ocio, comercial y deportivo que de aprobarse sería el mayor de este tipo en Europa y podría crear miles de empleos, una iniciativa que recuerda al fracasado proyecto de Eurovegas.

El proyecto, bautizado Live! Resorts Madrid, pretende ubicarse en Torres de la Alameda, un municipio del madrileño corredor del Henares de casi 8.000 habitantes con una inversión prevista de 2.200 millones de euros que podría superar los 3.000 millones "si las condiciones de mercado lo permiten", indicó Cordish en una presentación a los medios.

El complejo, que ocuparía un terreno de 134 hectáreas, tendría una capacidad hotelera de hasta 4.000 habitaciones e incluiría ofertas de ocio para todas las edades, gastronomía, comercios e infraestructuras para convenciones y congresos. De acuerdo con las previsiones de la compañía, el proyecto crearía 56.433 empleos directos e indirectos y generaría entre 4.000 y 6.000 millones de euros en los primeros cinco años de funcionamiento.

Los representantes del grupo dijeron que, una vez obtenidos todos los permisos, el desarrollo de la obra se extendería durante un plazo de entre 18 y 24 meses. Sin embargo, el grupo dijo que y todavía está esperando una respuesta del Gobierno autonómico madrileño tras haberle presentado el proyecto.

Cordish recordó que, bajo la normativa autonómica, todavía tendría que superar un concurso público por si otro inversor quiere poner en marcha una iniciativa del estilo, lo que podría demorarlo en entre cinco y seis meses más.

El proyecto de Cordish recuerda a otros anteriores que no llegaron a materializarse, como el macroproyecto de casinos y hoteles Eurovegas en la Comunidad de Madrid o el complejo de ocio Reino de Don Quijote en Castilla-La Mancha.

Los estadounidenses han querido diferenciarse del polémico proyecto de Eurovegas, enterrado a finales de 2013 porque su impulsor, el magnate Sheldon Adelson, exigía entre otras cosas la modificación de la ley antitabaco e indemnizaciones al promotor en caso de que su negocio se viera afectado por un cambio futuro de normativa.

"No pedimos subvenciones ni cambio de legislación", dijo Joseph Weinberg, socio de Corbish, a periodistas. "Tenemos la financiación necesaria para realizar el proyecto y estamos emocionados con abrir nuestro primer resort integrado en la Unión Europea".

"Madrid es un referente turístico internacional, con una fantástica red de transportes que darán acceso al complejo al resto de Europa", añadió.