Publicado: 01.12.2015 13:30 |Actualizado: 01.12.2015 13:35

Guindos "analizará" los 19 millones de indemnización "poco presentable" que cobraron los exjefes de Abengoa

El ministro de Economía insiste en que "no es cuestión de echarle culpa al Gobierno o a la banca" de la situación del grupo sevillano.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, durante la conferencia impartida en un desayuno informativo organizado por El Día de Valladolid y Banco Popular. EFE

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, durante la conferencia impartida en un desayuno informativo organizado por El Día de Valladolid y Banco Popular. EFE

VALLADOLID.- El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha asegurado este martes que los acreedores públicos, entre ellos el ICO, Cofides y CESCE, tienen "instrucciones de analizar" si las "poco presentables" indemnizaciones de la cúpula de Abengoa anunciadas con anterioridad al preconcurso repercuten en el interés general.

La suma por el blindaje económico asciende a un total de 19.268 millones, entre las indemnizaciones que se cobraron el expresidente de la compañía, Felipe Benjumea y el ex consejero delegado de la compañía, Manuel Sánchez Ortega.




A finales del pasado Septiembre, presionado por las exigencias de los bancos, Benjumea abandonó la presidencia de la empresa, y recibió la cantidad de 11,48 millones de euros como "indemnización por cese anticipado" según confirmaron fuentes de la compañía. Meses antes, en mayo, Sánchez Ortega dejó el cargo de número dos de la cúpula directiva alegando"motivos personales", y recibió un total de 7,788 millones de euros.

El ministro, quien ha participado en un desayuno informativo organizado por el periódico El Día de Valladolid ha asegurado que los acreedores públicos mantendrán una "postura constructiva", señalando que "no es cuestión de echarle culpa al Gobierno o a la banca" de la situación actual de Abengoa y que se trata de una empresa "viable y puntera" que recibe el 90% de sus ingresos del extranjero, razón por la que las primas a las renovables en España no son la causa de su problema.

Guindos ha destacado que el principal problema de la compañía es "de endeudamiento", y ha apostillado que la empresa está "muy, muy, muy apalancada".