Público
Público

Guindos anuncia que este año España ya saldrá del control de déficit excesivo

El ministro alardea del crecimiento económico y la oposición de izquierdas denuncia que tan solo crea empleo precario y de baja calidad.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, a su llegada a la Comisión de Economía del Congreso. /EFE

El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, se ha presentado esta mañana ante la comisión homóloga del Congreso de los Diputados con un discurso francamente de euforia, aunque bien es cierto que reflejado en los datos aportados y no en su tono, que siempre es comedido e incluso monocorde.

España está en el camino correcto, ha venido a decir, y eso se reconoce internacionalmente y queda reflejado en los datos macroeconómicos.Imbuido en ese contexto el responsable de la política económica del Gobierno de Rajoy ha hecho un anuncio: “España puede abandonar este mismo año el procedimiento de déficit excesivo”. Es decir, abandonar la “vigilancia” que la Comisión de la UE somete a las economías que incumplen los objetivos de déficit, esto es el 3%.

Según De Guindos las cuentas del conjunto de las administraciones públicas lograrán ese porcentaje de esa barrera a finales de 2017, una décima menos de la previsión inicial. Por lo tanto, la economía española saldría de la supervisión de la UE un año antes de lo previsto – para 2018 el déficit público comprometido es del 2,2% -.

Eso se logrará gracias a la marcha de la economía española que “crecerá más que cualquier otra entre las economías avanzadas”; como mínimo el 3,1% este año, ha asegurado. Y eso será el colofón de las reformas emprendidas por el actual Gobierno “desde el inicio de lo más profundo de la crisis económica, que es la que nos encontramos cuando llegamos”·. “España se ha convertido en un ejemplo”, ha afirmado a modo de colofón.

El titular del departamento de Economía, Industria y Competitividad se ha recreado en los datos de la EPA (Encuesta de Población Activa) conocidos a primera hora de la mañana, muy positivos en términos de creación de empleo y de reducción del paro. Y en esa línea ha pronosticado que “en tres años podremos registrar tasas de paro inferiores a antes de la crisis”.

Pero para ello, ha advertido en repetidas veces en su intervención, “hay que seguir por el mismo camino. Sería imperdonable que no aprovecháramos los esfuerzos realizados por la sociedad española”. Una advertencia a quienes reclaman un cambio radical en la estrategia económica porque 2se perdería la capacidad de crear empleo en los próximos años”.

Esas posiciones han sido contestadas desde la izquierda, aunque los diversos portavoces se han felicitado por los datos objetivos de la EPA. Tanto Pedro Saura como Alberto Montero , en nombre de los grupos socialista y de Unidos Podemos respectivamente, han denunciado, en síntesis, que el crecimiento económico lo único que genera es empleo precario y de baja calidad, además de degradar los niveles salariales.

“Durante su mandato hay una realidad dura: empleo a tiempo parcial a costa del empleo fijo. Para alcanzar las mismas horas trabajadas en el año 2011 habría que tener 600.000 empleos más. Las condiciones del trabajo que se crea son cercanas a la miseria”, ha sentenciado el portavoz socialista.

“Lo único que se crea es trabajo de mala calidad con una menor tasa de actividad”, ha insistido el representante de Unidos Podemos, quien ha criticado el modelo económico por entender que “no se basa en fomentar un crecimiento sólido y sostenible, con empleos de calidad”.

Fusión de Bankia con BMN

Otro de los asuntos explicados por el ministro, a petición de varios grupos de la oposición, ha sido la fusión, por absorción, de Bankia con BMN (Banco Mare Nostrum). En su opinión esa operación “es beneficiosa para la entidad resultante como lo ha reflejado el mercado”. El FROB, propietario del 66% del capital de la entidad resultante, “acumula un aumento de capital de 600 millones de euros, mientras las acciones han subido un 3%”.

Y ha reiterado su anuncio de que “el FROB analizará en otoño la venta de una nueva porción de su participación”, que en una reciente entrevista en un medio conservador estimó en torno al 7%. Este anuncio ha despertado las críticas de Montero por entender que es difícilmente entendible que se anuncie con antelación una operación de venta “porque favorecen a los especuladores al estimularlas operaciones en corto para luego sacar beneficios”. En su opinión, si Bankia va tan bien “el estado debería mantener su participación”.

De Guindos, a modo de resumen, ha lanzado su particular diagnóstico para el futuro: “En los últimos años la economía española ha registrado un giro de 180º, que ha de mantenerse para superar las dos asignaturas pendientes: la reducción del paro y de la deuda pública”.