Público
Público

Guindos asegura que se han congelado las inversiones empresariales en Catalunya

El ministro señala que "por el momento" la crisis institucional "no ha tenido nada de impacto en la economía nacional"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro de Economía, Luis de Guindos, en una entrevista con la agencia Reuters en su despacho. REUTERS/Sergio Perez

"La incertidumbre está paralizando todos los proyectos de inversión en Catalunya. En estos momentos estoy convencido de que no hay un solo inversor extranjero ni nacional que vaya a ejecutar un proyecto de inversión nuevo en Catalunya hasta que eso se clarifique". Así de contundente fue el jueves el ministro de Economía, Luis de Guindos, en una entrevista con Reuters a cuatro días de que el Parlamento catalán se reúna para decidir sobre una posible declaración unilateral de independencia que, según él, "no tendrá efecto".

Pese a la inquietud inversora y empresarial en la región, Guindos aseguró que los indicadores adelantados muestran que la crisis institucional más grave de la democracia no ha afectado todavía a la economía del país y mantuvo la proyección de crecer más de un tres por ciento este año.

"Por el momento no hemos visto absolutamente nada de impacto económico en la economía nacional, los indicadores adelantados han sido positivos y apuntan a que la economía española va a seguir creciendo fuerte", dijo Guindos. "Creo que crecer por encima del tres por ciento este año está garantizado".

Pocas horas después de que Sabadell, la segunda entidad de crédito catalana, anunciase la celebración de un consejo extraordinario para sacar su sede social de Cataluña, Guindos dijo que ha recibido mensajes que muestran un crecimiento exponencial de la preocupación. "Empieza a haber una preocupación enorme como consecuencia de la irresponsabilidad del gobierno de la Generalitat, las voces de alarma han ido creciendo en los últimos días/horas", dijo.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, posa en una entrevista con la agencia Reuters en su despacho. REUTERS/Sergio Perez

El ministro admitió estar "dolido" por las decisiones de deslocalización de varias empresas tomadas o que estén evaluándose. "La economía catalana es importantísima para España y esas decisiones son extremadamente dolorosas para los equipos de gestión y ponen de manifiesto la ensoñación de un gobierno regional que no se da cuenta de la consecuencias de sus políticas".

De hecho, reconoció que la situación ha generado incertidumbre en los mercados y que la proyectada colocación de acciones de la todavía estatal Bankia habrá de esperar a la resolución del conflicto catalán. "Como estoy convencido de que el tema de Catalunya se va reconducir y lo vamos a resolver, inmediatamente en circunstancias mucho mejores y de mejor precio analizaremos la posibilidad para la colocación de Bankia", dijo.

Expresó además su confianza en que el Gobierno central acabará encauzando la situación para que estas inversiones vuelvan a ejecutarse "y las aguas vuelvan a su cauce".

"No habrá independencia"

En espera de los "resultados oficiales" del referéndum prohibido del domingo pasado que abrirán la puerta a la declaración de independencia, el Gobierno central pondera si aplica o no el artículo 155 de la Constitución, que permite adoptar medidas drásticas para proteger el interés general si una región incumple sus obligaciones o actúa en contra del mismo.

Guindos, que dijo al menos en cuatro ocasiones que la hipotética declaración de independencia no tendrá efecto, aseguró que el Gobierno central actuará con firmeza para reconducir la situación y proteger la legalidad pero medirá el tiempo de aplicación.

"El Gobierno tiene diversos instrumentos y alternativas ante el chantaje que está realizando la Generalitat, pero no es solo el tema de los instrumentos, es también el de los tiempos. Los tiempos en política son a veces incluso más importantes que el instrumento que se utilice", declaró.

Tras reconocer que la fractura creada por el problema con Catalunya ha impedido la tramitación de los presupuestos de 2018, se mostró convencido de que los grupos parlamentarios acabarán apoyando unas cuentas vitales para mantener la confianza de la comunidad internacional en el país.

"Ha paralizado la aprobación de los presupuestos, pero yo creo que vamos a conseguir que las aguas vuelvan al cauce normal al margen de los chantajes inaceptables del gobierno de Catalunya. Esa resolución tendrá un impacto positivo también para aprobar los presupuestos del Estado", dijo.