Público
Público

crisis económica Guindos aboga por investigar la gestión que hizo de la crisis el Gobierno de Zapatero

"Yo no era ministro cuando Bankia salió a bolsa", se justifica el ministro de Economía en la Comisión de Economía del Senado.

Publicidad
Media: 3
Votos: 1
Comentarios:

El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, durante su intervención ante la la Comisión de Economía del Senado. | CHEMA MOYA (EFE)

El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, hizo este miércoles su propio diagnóstico de la crisis económica: la culpa fue del Gobierno de José Luis Zapatero.

Es más, Guindos, que se pasó la Comisión de Economía del Senado, aseguró que "sería buenísimo" contar con una comisión de investigación que analice "toda la crisis financiera", en especial las actuaciones durante los años del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

De Guindos expuso las líneas generales de su departamento dos días después de la imputación el exgobernador del Banco de España Miguel Ángel Fernández Ordóñez, entre otros altos cargos, por la salida a bolsa de Bankia.

"Yo no era ministro cuando Bankia salió a bolsa", se defendió ante las críticas de algunos senadores, al tiempo que ha abogado por analizar la crisis financiera desde una perspectiva más amplia.

"Más allá de la salida a bolsa de Bankia, que forma parte de lo que fue la crisis, hay una parte que es fundamental: ¿por qué en el año 2009, en el 2010, cuando la prima de riesgo estaba todavía en los 75-100 puntos básicos, no se hizo la reestructuración del sistema financiero español?", preguntó De Guindos.

En ese momento, explicó, "la conexión entre riesgo bancario y riesgo macroeconómico" constituyó "la razón fundamental de la posibilidad de un rescate completo de nuestro país".

"¿Por qué en ese momento no se tomó la decisión de inyectar ese capital, cambiar todos los gestores de las cajas, reestructurar, eliminar el gobierno corporativo pésimo que teníamos, la influencia política pésima?", se preguntó, para añadir que, de haberlo hecho, "nos habría salido mucho más barato y nos habríamos ahorrado un montón de disgustos", entre ellos la segunda recesión.

Ahora, "España ha realizado un giro de 180 grados hacia un modelo más sostenible" y crece a uno de los ritmos más elevados de la Unión Europea, subrayó De Guindos, aunque todavía afronta "retos" importantes.

Entre ellos ha destacado el alto nivel de desempleo y, muy especialmente, el endeudamiento, que "nos hace especialmente vulnerables ante una subida de los tipos de interés", que "tendría un impacto negativo, rápido e intenso en los costes de financiación" del país.

Otro de los retos para De Guindos es el de una reversión de las reformas puestas en marcha en los últimos años, que dejarían al país en "una situación muy delicada", por lo que pidió a los grupos de la oposición que "en esta legislatura afrontemos los debates con sentido de Estado". "Desde el Gobierno no vamos a escatimar en esfuerzo y diálogo para lograr el mayor consenso posible", ha asegurado.

A esto ha añadido retos internacionales, como la desaceleración mundial, la inflación por el repunte del precio del petróleo o "el auge del populismo y los nacionalismos", que constituyen una "amenaza de un potencial giro proteccionista".

Ante estos retos, el ministro repasó algunas de las medidas en las que trabaja el Gobierno, como la futura ley hipotecaria para reforzar la protección de los consumidores o la reforma de las autoridades independientes, que entre otras cuestiones dividirá en dos la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).