Público
Público

En huelga Los estibadores desconvocan otras tres jornadas de huelga 

No obstante, los trabajadores del sector se siguen guardando la baza de la movilización para el caso de que la negociación abierta no fructifique o la reforma se apruebe sin consenso.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
En la imagen, aspecto del puerto de Santander, completamente paralizado debido a la huelga de estibadores que tuvo lugar en 2006.

Aspecto del puerto de Santander, completamente paralizado debido a la huelga de estibadores que tuvo lugar en 2006.

Los sindicatos de estibadores han desconvocado otros tres días del calendario de huelgas que tienen programadas en los puertos en contra de la reforma del sector que impulsa el Gobierno mediante un Decreto Ley, los correspondientes a este viernes, día 10, y al lunes y el miércoles de la próxima semana, los días 13 y 15 de marzo.

Así lo anunció Antolín Goya, dirigente de Coordinadora de Trabajadores del Mar, principal sindicato de estibadores, al término de la reunión que mantuvieron este miércoles con la patronal Anesco bajo la mediación del presidente del CES, Marcos Peña.

Los sindicatos levantan así las movilizaciones que estaban previstas para los días previos a que el Real Decreto Ley de la reforma se debata y se vote en el Congreso, examen parlamentario actualmente programado para el jueves 16 después de que el Ejecutivo decidiera retrasarlo una semana.

No obstante, los estibadores se siguen guardando la baza de la movilización para el caso de que la negociación abierta no fructifique o la reforma se apruebe sin consenso. Así, mantienen aún convocados cuatro días de huelgas en los puertos, los previstos para los días 17, 20, 22 y 24, en el que los estibadores están llamados a parar todas las horas impares.

Se trata de la tercera ocasión en la que los sindicatos del gremio (Coordinadora, CC.OO, UGT, CIG y USO) suspenden parte de las huelgas que han ido convocado desde que a comienzos del pasado mes de febrero el Gobierno anunció su intención de reformar el sector de la estiba para liberalizarlo, que cumpla con la normativa europea y evitar a España una sanción de la UE.

Empresa y estibadores llaman a De la Serna

Antolín Goya indicó que la nueva desconvocatoria constituye un "ejercicio de responsabilidad más" de los estibadores, a la que llaman al ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, para que se siente a negociar con empresas y estibadores la reforma del sector.

Este es único punto de acuerdo alcanzado entre empresas y trabajadores, dado que la patronal Anesco también reclamó la presencia del Gobierno a la mesa de negociación tras la reunión.

"No ha habido negociación por su parte, ha impuesto un decreto y tiene a todas las partes negociando, con lo que ahora le toca sentarse también a él y realizar ese ejercicio de responsabilidad que pide", declaró el dirigente de Coordinadora en relación a De la Serna. "Si Fomento quiere, esto se soluciona rápido", aseguró.

Los estibadores ven necesaria la presencia del Gobierno en la negociación, al considerar que la garantía del empleo del sector tras la reforma que reivindican sólo se asegura si se incluye en el texto del Real Decreto del Gobierno.

Por contra, en este punto, el Gobierno siempre ha defendido que la Comisión Europea no permite incluir este tipo de medidas en la reforma legal, y por ello emplaza a que empresas y sindicatos las diriman en el ámbito de la negociación colectiva.

"Tenemos que garantizar la continuidad del empleo y el único instrumento que tenemos para hacerlo es el Real Decreto, y el Gobierno puede hacerlo, porque no contradice a la UE", asegura Goya. "La solución no pasa por el convenio colectivo, el convenio es una parte más, pero la esencia es el Real Decreto", insistió.

Empleo a cambio de más productividad

A pesar de todo ello, los sindicatos de estibadores mostraron su disposición de seguir negociando la próxima semana con la patronal Anesco, que en la reunión de este miércoles presentó un documento de "propuestas para el mantenimiento en el empleo en la estiba".

En este documento, las empresas manifiestan su intención a "facilitar" la continuidad del empleo actual fijo, bien mediante a través de los nuevos Centros Portuarios de Empleo (las ETT en que se convertirán las actuales Sagep) o en las empresas de estiba.

No obstante, vinculan este compromiso a "negociar un convenio colectivo en el que se garantice de manera real y efectiva una mejora en la productividad respecto a la situación actual".

Los estibadores consideran "positivo" el documento de Anesco, pero insisten en que ni el documento ni la patronal "pueden garantizar al 100%" que las empresas del sector vayan a mantener los actuales puestos de trabajo. De ahí, la insistencia de que Gobierno se siente a negociar y se incluya en el texto legal de la reforma.