Publicado: 21.02.2016 09:53 |Actualizado: 21.02.2016 09:57

Huelga de metro en Barcelona durante el Congreso Mundial de Móviles, con 95.000 asistentes

Los sindicatos convocan el paro el  22 y 24 de febrero.  Consideran "una vergüenza" que, tras cinco meses sin querer negociar un convenio colectivo, la dirección les haya presentado  una "oferta inaceptable" para negociar en pocas horas.

Publicidad
Media: 3
Votos: 1
Comentarios:
Panel informativo del Metro de Barcelona

Vista de un panel informativo de la huelga que llevará a cabo el Metro de Barcelona los próximos días 22 y 24, coincidiendo con el Mobile World Congress (MWC). EFE/Marta Pérez

BARCELONA.- Los representantes del comité de huelga del Metro de Barcelona han abandonado esta madrugada la mesa de mediación en el departamento de Trabajo, después de más de nueve horas de negociación, al no llegar a ningún acuerdo con Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB), por lo que habrá huelga de metro el lunes y miércoles de la próxima semana.

El portavoz del comité de huelga, Óscar Sánchez, ha dicho a la salida que "no sólo no hay nada para llegar a un acuerdo, sino que es una vergüenza" que a día de hoy, "después de cinco meses sin querer negociar un convenio colectivo", la dirección les diga a la una y cuarto de la madrugada que la única manera de acercar posturas es que negocien ahora, en unas horas, un convenio colectivo para tres años.

A las puertas del inicio del Congreso Mundial de Móviles (MWC), que se celebrará del 22 al 25 de febrero en el recinto ferial de Gran Vía, la Generalitat ha ejercido de mediadora entre las partes para tratar de facilitar el desbloqueo de la huelga, que afectará de pleno a la movilidad de los más de 95.000 asistentes que se espera que acudan al evento.

Durante las más de nueve horas que ha durado la negociación -empezaron a las 16:00 horas del sábado y terminaron pasadas las 02:00 horas de la madrugada-, una y otra parte han puesto sobre la mesa ofertas y contraofertas relacionadas con incrementos salariales y la precariedad laboral, aunque no han sido suficientes para llegar a un acuerdo.

Los trabajadores han insistido en que quieren un incremento salarial del 1 % lineal en 2016, así como ampliar la contratación a tiempo completo y la contratación indefinida de la plantilla."Desgraciadamente -ha apuntado Sánchez- los trabajadores y la ciudadanía de Barcelona sufriremos una huelga los días 22 y 24 de febrero. Esta es la situación a estas horas".

Iniciar de madrugada las negociaciones, "una provocación"

Para el sindicalista, la propuesta de la empresa de iniciar de madrugada las negociaciones del convenio para los próximos tres años, lo que afecta a un colectivo de 3.600 personas, es una "provocación" y la muestra de que TMB "no tiene ningunas ganas de acabar con este conflicto".A su juicio, "todo el mundo, aunque no sepa mucho de razones laborales, entiende que es una provocación que digan de negociar en tres horas un convenio para ver si así se desconvoca la huelga".

De todas maneras, ha dicho que tampoco le sorprende mucho la postura de TMB: "Estamos acostumbrados desde hace meses a esta actitud de la dirección", de su "poca vergüenza", ha añadido.

Sostiene Sánchez que con esta manera de actuar, la dirección de TMB "está diciendo que le es igual que hagamos huelga" y la ha acusado de "ser muy poco respetuosa no solo con los trabajadores, sino con la ciudadanía de Barcelona, por lo que sus responsables, es decir, el Ayuntamiento, deberían pensar en quién tienen en la dirección del metro".

Mediación de la Generalitat

Sánchez ha agradecido a la mediación de la Generalitat su tarea en estas últimas horas y ha mantenido que los trabajadores del Metro han intentado y han mantenido su compromiso hasta "el final" en un último intento de llegar a algún acuerdo.

Por su parte, los representantes de la empresa no han querido hacer declaraciones a la espera de que este domingo los máximos responsables del Ayuntamiento se pronuncien en rueda de prensa.

En las diferentes reuniones de esta madrugada han participado trece representantes de los trabajadores del metro, mientras que por la parte mediadora han intervenido cuatro personas, encabezadas por el secretario general del departamento de Trabajo, Josep Ginesta.

Los representantes de TMB que han acudido a la negociación estaban encabezados por el director de Recursos Humanos, Jaume Tintoré, y también se encontraban en la conselleria el consejero delegado, Enric Cañas, el director de la red de Metro, Marc Grau, y Mireia Clua, directora del área de las personas.

Fuera, en la calle Sepúlveda, compañeros de los reunidos han esperado hasta finalizar la mediación, algunos de ellos con silbatos, que han utilizado ostensiblemente cada vez que un directivo de TMB ha salido de la sala de reuniones.