Público
Público

Huevos Contaminados Bruselas convoca para septiembre una reunión sobre los huevos contaminados

Más de millón de huevos que han tenido que ser retirados del mercado por trazas de fipronil -un pesticida moderadamente tóxico- en diversos países de la UE. Francia es el último país afectado pero admite que no hay "riesgo para el consumidor".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

y

La Comisión Europea ha convocado una reunión de ministros y reguladores nacionales para finales de septiembre y así tratar las consecuencias del caso de los huevos contaminados que ha llevado a acusaciones entre varios miembros de la Unión Europea.

Las tensiones han aumentado progresivamente entre los ministros de Agricultura de Bélgica, Países Bajos y Alemania después de que se encontrasen trazas del pesticida moderadamente tóxico -fipronil- en lotes de huevos, relacionado por las autoridades con un proveedor holandés de productos de limpieza.

Aunque inicialmente el regulador alimentario belga generó críticas por no haber actuado lo suficientemente rápido tras haber sabido de esta contaminación con fipronil, el ministro de Agricultura de Bélgica dijo el miércoles que fueron los holandeses los que tardaron en responder a su investigación.

"Acusarnos y avergonzarnos no nos llevará a ninguna parte y quiero detener esto", dijo el comisario europeo Vytenis Andriukaitis en un comunicado. Además, dijo que esperaba llevar a cabo una reunión antes de finales de septiembre con los ministros implicados, junto a representantes de varias agencias de seguridad alimentaria.

"Necesitamos trabajar juntos para aprender y progresar en lugar de perder energía en intercambiar acusaciones", dijo.

Francia dice que no hay peligro

Por su parte, el ministro francés de Agricultura, Stéphane Travert, confirmó este viernes que más de 200.000 huevos contaminados con fipronil, importados de Bélgica y Holanda, se han vendido en el mercado galo, aunque descartó cualquier riesgo para la salud humana.

Travert señaló que en abril pasado ya se vendió un lote de 196.000 huevos contaminados sin que hubiera "impacto para la salud" de los consumidores.

En unas declaraciones a la emisora "RMC", el ministro señaló que "los niveles de contaminación no representan un riesgo para el consumidor", aunque invitó a las empresas a que, si lo prefieren, los destruyan o los descarten.

Por el momento esos huevos no pueden ser vendidos a la espera de la investigación encargada a la Agencia Francesa de Seguridad Alimentaria.

Travert indicó que, en caso de que los resultados de la investigación sean negativos, las empresas que han recibido esos lotes de huevos contaminados podrán ponerlos de nuevo a la venta.

De las granjas a los supermercados

Millones de huevos han tenido que ser retirados de supermercados europeos, y a pesar de ello algunos reguladores han manifestado su preocupación a que muchos huevos contaminados hayan entrado en la cadena alimentaria, principalmente a través de productos procesados como galletas y tartas.

Aunque tendrían que ingerirse muchos huevos para notar efectos en la salud, el fipronil está considerado como moderadamente tóxico y puede provocar daños a los órganos humanos. Normalmente, el fipronil se utiliza para tratar las pulgas y garrapatas de las mascotas, pero su uso en la cadena alimentaria, por ejemplo, para limpiar graneros, está prohibido.